"Living postureo", un "repaso" en YouTube a los "fardones" de internet

"Living postureo", un "repaso" en YouTube a los "fardones" de internet

Soy igual que vosotros, solo que más guapa y más delgada. Así se dirige Chica Fitness a su audiencia en el canal de YouTube "Living Postureo", un divertido y "destroyer" documental de ficción con el que Victoria Martín de la Cova y Nacho Pérez-Pardo le dan "un repaso" a "los fardones" de internet.

Se inspiran en "influencer" tan seguidos como Dulceida o Laura Escanes, en series como "The Office" o "Modern Family" y en la vida misma para reírse sin censuras del mundo "healthy", de la obsesión por la delgadez y la vida sana, las convenciones sociales y, sobre todo, del postureo que llena de imágenes idílicas Internet tras las que hay muchas horas de espejo y maquillaje de la realidad.

"Es más importante aparentar que te lo estás pasando bien que pasártelo bien de verdad. Es un fardar de todo que nos parecía muy jugoso. Mucho 'smoothy' de berros y luego se zampan un cochinillo o patatas campesinas con vodka. Es una vida de fantasía", explica Martín.

Suben cada lunes, desde hace once meses, un vídeo de unos cinco minutos a YouTube y ya acumulan casi 500.000 visualizaciones, 30.000 suscriptores -aunque saben que tienen al menos otros tantos seguidores que no se dan de alta- y una progresión "óptima".

Es verdad, admiten, que no tiene nada que ver con la audiencia de El Rubius -28 millones- pero es que su canal de internet "no es para tener un millón de suscriptores".

"En otro medio no encajaría este formato ni de coña porque hay una cierta crueldad y cosas heavy que no podrían estar en otro sitio. Intentamos explorar nuestro humor con libertad absoluta", describe Martín, licenciada en Periodismo y Máster en Guión de cine y TV.

"Ser gorda es como estar encerrada en un ascensor: sudas, no te puedes mover y estás sola", le dice Chica Fitness -el personaje que interpreta Martín- a Soy Una Pringada -otro "personajazo" de Youtube- en la colaboración que hicieron para el episodio que fue su "punto de inflexión", y, de momento, el más visto, "Plan Fitness".

Lo hacen todo ella y Pérez-Pardo, con una cámara reflex, un cuarzo, un trípode, micrófonos de corbata para el Iphone y un cuarzo de 800 vatios.

Dedican a la producción de cada episodio cuatro días porque su objetivo es hacer humor ficcionado, falso documental de calidad, un género que, aseguran, no es habitual en YouTube.

El canal, "un fin en sí mismo y un medio para llegar a otros sitios", no les da para vivir pero, revelan, es una excelente ventana a un mundo que ha empezado a interesarse por sus labores de guión -ella- y de producción audiovisual -él-.

Así, ya hacen una sección quincenal en Vodafone Yu de 40 Principales y un vídeo exclusivo para Flooxer mensual, entre otros "muchos" trabajos.

Precisamente en Flooxer se estrenó el que es su referente, "Paquita Salas", "un producto hecho con cuatro duros que es de un ingenio y una calidad increíble", recalcan sobre esa webserie, dirigida por Javier Calvo y Javier Ambrossi.

Cuidan "mucho, mucho" los guiones y si no están contentos empiezan de nuevo. En este tiempo, dicen, Chica Fitness, ha ido adquiriendo "biografía y pasado".

"El objetivo de Chica Fitness es ser famosa por todos los medios, algo que pasa bastante en España. Es mala, pero involuntariamente. Histriónica, insoportable y egoísta, una 'looser' (perdedora) destinada al fracaso", describe Martín.

"Yo pensaba que las gordas eran graciosas, como que los negros corren más y los chinos son más listos", dice como de pasada Chica Fitness en su vídeo con Soy Una Pringada. "Son ese tipo de cosas -se ríe- que uno no puede decir en según qué sitios".

"Nuestro sueño es vivir de hacer nuestros contenidos. Es muy difícil vivir de escribir, sobre todo si eres cómica, guionista y mujer, pero es lo que quiero hacer", asegura Martín, a lo que Pérez Pardo, licenciado en Administración y Dirección de Empresas (ADE) y master en Producción Cinematográfica, apostilla que, en ningún caso, su fin es "económico".

"A lo mejor nos la pegamos, pero es el momento de invertir nuestro tiempo al completo en ello. Solo necesitamos tiempo", añaden.