fbpx

Martínez-Almeida defiende convertir el memorial de la Almudena en "un monumento a la reconciliación"

Martínez-Almeida defiende convertir el memorial de la Almudena en "un monumento a la reconciliación"

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha defendido este viernes haber "resignificado" el memorial de la Almudena frente a "las tesis de la izquierda sectaria" y haberlo convertido en "un monumento a la reconciliación" y al reconocimiento "de todas las víctimas".

Así se ha pronunciado cuando, a su llegada a un desayuno informativo, le han preguntado por la investigación que ha abierto el Tribunal de Cuentas por la decisión del Ayuntamiento de Madrid de retirar las placas de víctimas del franquismo del memorial, a raíz de una denuncia por un presunto delito de prevaricación presentada por la Asociación Memorialista Ranz Orosas (AMRO).

"Valoro la decisión del Tribunal de Cuentas en el mismo sentido que valoro la decisión de la Fiscalía, que ha archivado precisamente esa denuncia y ha descartado de pleno que se haya podido producir cualquier tipo de actividad irregular por parte del Ayuntamiento", ha contestado.

Almeida ha recordado que, cuando decidió suprimir los nombres de las víctimas de las placas del memorial, lo que hizo fue "seguir el dictamen del Comisionado de Memoria Histórica del Ayuntamiento".

Y ha alegado que se optó por inscribir en el monumento una frase de Manuel Azaña ("paz, piedad y perdón") porque en ella "todos nos podemos sentir reconocidos".

El regidor ha acusado a su predecesora en el cargo, Manuela Carmena, de querer "primar unas víctimas sobre otras", mientras que él ha asegurado "primar el espíritu de la Transición" que se construyó entre muchos de quienes "estuvieron pegándose tiros entre ellos".

Asimismo, ha dicho que "la izquierda sectaria" aspira a "reescribir total y completamente la historia", y ha añadido que para él "víctimas son todos los que en la ciudad de Madrid", durante la Guerra Civil, "sufrieron violencia o persecución" por consecuencia de "sus ideas", de su "orientación sexual" o de sus "actividades políticas".

"Entiendo que la Ley de Memoria Histórica y la aplicación que se pretende por parte del Gobierno de Pedro Sánchez y los podemitas es absolutamente sectaria", ha zanjado.