Los vecinos de Móstoles piden un nuevo acceso al Hospital Rey Juan Carlos

Los vecinos de Móstoles piden un nuevo acceso al Hospital Rey Juan Carlos

Varias asociaciones de vecinos de Móstoles han enviado un escrito a la alcaldesa, Noelia Posse (PSOE), solicitándole la creación de un nuevo acceso al Hospital Universitario Rey Juan Carlos desde la calle Tulipán, utilizando la calle Gardenia y aprovechando una rotonda cercana existente.

Los vecinos se quejan de que "solo existe una entrada al hospital", la cual "se colapsa fácilmente", perjudicando no solo a los pacientes y familiares que acuden diariamente a pruebas o a visitas, sino que en ocasiones impide que "los servicios de emergencia puedan acceder de manera más ágil".

Ciudadanos (Cs) Móstoles se ha hecho eco de esta reivindicación y han instado al Gobierno municipal, formado por PSOE y Podemos, a retomar el proyecto de construcción de un nuevo acceso para el Hospital, que fue inicialmente aprobado en 2017 pero que tuvo que ser paralizado semanas después.

El 13 de febrero de 2017, bajo el mandato del exalcalde David Lucas (PSOE), el Ayuntamiento aprobó en la Junta de Gobierno Local un proyecto para la construcción de un nuevo acceso para el Hospital Rey Juan Carlos, el cual iba a tener un presupuesto total de 227.000 euros y se iba a ejecutar en el plazo de tres meses.

El objetivo de estas obras era conectar la calle Tulipán, en paralelo a la calle Gardenia, con la parcela del centro sanitario, ganando así en movilidad y resolviendo así "un problema muy reclamado por pacientes, vecinos y, sobre todo, por la dirección del centro hospitalario", según explicó el entonces alcalde.

Sin embargo, días después de este anuncio, el Consistorio conoció la existencia de un convenio firmado con la empresa adjudicataria del Hospital -Capio, hoy en día QuirónSalud- en la cual se establecía que la realización de los accesos al centro serían a cargo de la compañía, algo que estos rechazan.

"El Ayuntamiento tiene la capacidad de ordenar su territorio y aprueba, dentro de sus competencias urbanísticas, aquello para que la ciudad este bien comunicada, pero a partir de aquí hay que ver en función de los pliegos a quién corresponde realmente pagar esa calle", añadió el entonces regidor.

De hecho, el Ayuntamiento también investigó en su momento la compensación de una deuda tributaria aprobada por el exalcalde Daniel Ortiz (PP), mediante la cual Capio dejó de pagar el IBI y otros impuestos municipales hasta sufragar los 500.000 euros que costó el único acceso que hasta ahora tiene el Hospital.

Fuentes municipales han señalado que a día de hoy se está buscando "una solución viable", ya que la intención del Ayuntamiento siempre ha sido la de realizar ese nuevo acceso, aunque insisten en que "no está claro quién tiene que hacerse cargo de la obra ni a quién corresponde su financiación".