fbpx

Los Reyes Magos finalizan la tradicional Cabalgata de Madrid

Archivado en:
Los Reyes Magos finalizan la tradicional Cabalgata de Madrid
Archivado en:

Los Reyes Magos han recorrido este domingo las calles de Madrid y han repartido 1.800 kilos de caramelos con envoltorios biodegradables, y en compensación han sido obsequiados por todos los madrileños con un roscón de reyes para que repongan fuerzas antes de que esta medianoche empiecen a repartir regalos.

Han sido once las carrozas que han desfilado desde la plaza de San Juan de la Cruz hasta la sede del Ayuntamiento de Madrid, donde Melchor, Gaspar y Baltasar por el alcalde José Luis Martínez-Almeida; la vicealcaldesa, Begoña Villacís; el portavoz del PSOE-M en Cibeles, Pepu Hernández; su homólogo de Vox, Javier Ortega Smith, además de delegados del Gobierno de coalición como Andrea Levy (PP) y Pepe Aniorte (Ciudadanos).

Almeida y Villacís, con Levy, Hernández y Ortega Smith, han recibido a los tres hombres sabios en el escenario erigido frente al Consistorio, donde no han faltado las luces, la nieve artificial, fuegos artificiales desde las alturas de Cibeles, música y baile en esta cabalgata del primer Gobierno de coalición de la ciudad que ha querido recuperar la "tradición" y homenajear a la cultura africana de Baltasar.

Ha sido, sin embargo, Melchor quien ha leído -simultáneamente en lenguaje de signos, y proyectado en dos pantallas a cada lado del escenario- un discurso en nombre del trío a su llegada a la plaza de Cibeles en el que ha pedido sonrisas y solidaridad.

Melchor ha pedido a los más pequeños "ayuda" para ser solidarios, y les ha recordado, antes de entregarles los presentes esta medianoche, que "nuestro mejor regalo es un mundo más justo, lleno de paz, donde podamos convivir con nuestras diferencias".

En nombre de todos los madrileños, Almeida les ha agradecido "el viaje tan largo que habéis hecho": "Tenéis una noche muy dura por delante, con mucho trabajo, así que os tenemos preparada una pequeña sorpresa de parte de todos los madrileños para que podáis reponer fuerzas".

Los jóvenes participantes del popular reality 'MasterChef Junior' han sido los encargados de elaborar un tradicional roscón de Reyes para que Melchor, Gaspar, Baltasar, los dromedarios y todo su séquito puedan probarlo antes de iniciar la ardua tarea de repartir los regalos a todos los niños del mundo.

Los ángeles que custodian a los Reyes Magos han comenzado el desfile con el espectáculo 'La Alegoría de la paz', de la compañía madrileña Morboria, y, siguiendo el carácter humanista de la comitiva, ha habido homenaje a Leonardo da Vinci y los bailarines de Jaime Puentes han danzado al ritmo de la música barroca de Danserye.

La Fundación Lukas ha estado presente con bicicletas adaptadas para el ocio inclusivo, junto con los 120 voluntarios de Participación ciudadana y los 90 de Voluntarios X Madrid que también se han sumado al gran desfile, en el que dos de los pajes de los Reyes Magos son de la Fundación Síndrome de Down, y uno es intérprete en lengua de signos.

Un año más, también han tenido un espacio muy significativo en la cabalgata la Policía Municipal, la EMT, el Samur, los bomberos, la Guardia Civil y la Policía Nacional, que han repartido caramelos entre los niños y no han dudado en agacharse para hacerles llegar los que se quedaban dentro del perímetro del desfile.

Esta ha sido la primera Cabalgata cardioprotegida de la historia, con un desfibrilador por carroza, y además se han repartido cientos de pulseras a personas con discapacidad para solicitasen apoyo en las zonas acotadas.

Y los niños hospitalizados han podido ver el desfile desde 300 plazas reservadas; las personas con problemas auditivos o con implante coclear han contado con un bucle magnético para aumentar la percepción sonora y con mochilas vibratorias, una medida que implementó la exalcaldesa Manuela Carmena, y que permite escuchar la música a través del tacto que produce la vibración del equipo en el cuerpo.