Estudiantes de la URJC denuncian acoso e intimidación para formar parte de la moción contra el rector Javier Ramos

Estudiantes de la URJC denuncian acoso e intimidación para formar parte de la moción contra el rector Javier Ramos

Unos 20 estudiantes de la URJC aseguran que sus firmas para la moción de censura contra Javier Ramos no son válidas.

Este grupo de alumnos pertenecientes al claustro de la Universidad Rey Juan Carlos han denunciado que sus firmas para lograr la moción de censura contra el rector Javier Ramos no son válidas y acusan a los promotores de la medida, la asociación URJCrítica, tanto de amenazas como de actitudes persecutorias contra ellos.

Además, varios de ellos han interpuesto dos denuncias ante la Policía Nacional por las amenazas recibidas para conseguir las firmas y poder registra la moción de censura contra el rector.

Estos alumnos, claustrales del campus de Aranjuez y miembros del colectivo Despierta URJC, han asegurado que, aunque en un principio se mostraron a favor de impulsar una moción de censura contra Ramos, pasado el tiempo esta iniciativa ha quedado “desvirtuada”, ya que ninguna de las acusaciones de corrupción formuladas contra el equipo del rector no han prosperado.

Además han acusado a los promotores de la moción de censura de no perseguir realmente la regeneración del órgano rector, y que en el momento que mostraron su desacuerdo con participar en la operación para cambiar a Javier Ramos, los alumnos e URJCrítica comenzaron a comportarse y reaccionar de fomra “muy agresiva”, asegurando que recibieron amenazas verbales y escritas sobre las “consecuencias” que provocaría su negativa a no apoyar la moción.

También han asegurado que “violaron la correspondencia del correo electrónico” de algunos de los claustrales, además de mostrar “actitudes persecutorias y obsesivas. “Tuvimos que soportar con que se amenazase a las familias de algunos de nuestros integrantes”. También aseveran que los “claustrales corruptos” estarían dispuesto a “contratar sicarios, amenazando nuestra vida e integridad física en caso de no firmar”.