La ordenanza municipal para las VTC, a la espera de una normativa autonómica

Archivado en:
La ordenanza municipal para las VTC, a la espera de una normativa autonómica
Archivado en:

La ordenanza que el Ayuntamiento de Madrid tramita para regular el sector de los vehículos de arrendamiento con conductor, los VTC, no se aprobará en este mandato y está a la espera de que el Gobierno autonómico apruebe un marco normativo a nivel regional.

Este texto, en tramitación para su aprobación inicial en Junta de Gobierno, deberá ser rematado en una siguiente legislatura como este miércoles ha admitido la delegada de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés, en la comisión municipal de su ramo.

"Entiendo que el nuevo Gobierno de la Comunidad de Madrid tendrá entre sus nuevas obligaciones y compromisos reformar ley de transportes y el marco regulatorio. En esa sintonía tiene que acabarse la ordenanza del Ayuntamiento de Madrid", ha señalado Sabanés.s

La responsable de la movilidad de la capital ha asegurado que la intención del Ejecutivo regional de modificar la ley de transportes y el decreto para modificar la regulación del taxi "de última hora" explican "el retraso para lanzar y gestionar la ordenanza de las VTC".

Y ha afeado las dificultades que genera en la capital que no haya regulación autonómica, que sí rige en Cataluña, una circunstancia que según Sabanés aumenta la presión en Madrid.

Entre tanto no haya una nueva normativa, el Ayuntamiento seguirá con su labor de inspección dado que hay según Sabanés situaciones "claras de abuso" y de incumplimientos de la regulación de las VTC y para ello está en coordinación con Fomento de cara al nuevo registro de estos vehículos que facilitará el control.

Por su parte el concejal del PSOE Chema Dávila ha pedido al Gobierno local que se "ponga las pilas" con esta ordenanza pues a su juicio hay que cuidar y mimar al taxi y ha criticado que ante la "competencia desleal" que sufren los taxistas la Comunidad haya modificado su regulación en lugar de confeccionar una normativa para VTC.

Y ha propuesto un cuerpo de inspección que vigile de forma concreta el cumplimiento de la normativa.

El texto en el que trabaja el Gobierno de Manuela Carmena busca que las VTC tengan el mismo límite horario para prestar servicio que los taxis con jornadas de 16 horas como máximo y dos jornadas de descanso a la semana, entre otras medidas.