Ahora Madrid mezcla elecciones, política y responsabilidades de gobierno

Ahora Madrid mezcla elecciones, política y responsabilidades de gobierno

El partido de Manuela Carmena, Ahora Madrid que es Más Madrid, se comporta como el dueño del cortijo. Concede licencias para proyectar en la Casa de la Panadería sin importarle el mensaje. ¿Te lo crees, querido lector? Yo no.

Yo me juego el cuello a que los chicos de Carmena sabían qué se iba a proyectar y cuándo se iba a proyectar. Y aunque les denuncien a la Junta Electoral ellos han cumplido objetivos. Precisamente, por ser en gran medida un partido antisistema, están cumpliendo así su programa electoral y sus objetivos. Y están recibiendo publicidad gratuita con los ríos de tinta que están corriendo en torno a este tema.

Los podemitas se comportan como si estuvieran por encima de la ley. Vale todo para destruir al adversario. El fin justifica los medios.

Pero si lo que ellos perpetran lo hicieran otros, serían condenados a la hoguera por estos moraditos con superioridad moral.

Aún me pregunto, ¿cómo puede tener superioridad moral alguien que no predica con el ejemplo?