Los obispos sostienen que "la muerte provocada no es la solución"

Los obispos sostienen que "la muerte provocada no es la solución"

El secretario general de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Luis Argüello, ha afirmado este viernes que "la muerte provocada no es la solución a los conflictos" de la sociedad.

Lo ha dicho en la rueda de prensa tras la Asamblea Plenaria de la CEE, en la que se le ha preguntado la opinión de los obispos tras el suicidio asistido el pasado lunes de María José Carrasco, enferma terminal, con la ayuda de su marido, Ángel Hernández, quien fue detenido y puesto en libertad después.

"No pienso, Dios me libre, en la cárcel para nadie, pero sí en la necesidad, desde la radical defensa de la vida" de apoyar cualquier decisión que evite "que la muerte sea la solución de los problemas".