Díaz-Ayuso: "Los menas son humanos, no fardos que puedan abandonarse en el desierto"

Díaz-Ayuso: "Los menas son humanos, no fardos que puedan abandonarse en el desierto"

La candidata del PP a la presidencia de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha defendido que los menores extranjeros no acompañados (menas) "no son fardos", sino seres humanos a los que no se puede "abandonar en el desierto", por lo que la responsabilidad de las administraciones es "ayudarles en su integración mientras están aquí".

Díaz Ayuso, que ha asistido esta mañana a la presentación de las listas madrileñas del PP al Congreso y al Senado, ha reaccionado así a las declaraciones realizadas ayer por el candidato de Ciudadanos a la Comunidad, Ignacio Aguado, que dijo: "Hay que agilizar los trámites de reagrupación de estos menores en sus países de origen".

"Precisamente porque no sabemos su procedencia, porque son ilegales la mayoría de ellos, como comprenderán lo único que puedo hacer, ya que son menores, es tutelarles, y lo que tenemos que hacer nosotros es procurarles, mientras están aquí, una atención, porque son personas", ha respondido Díaz Ayuso.

La candidata popular ha exigido al Gobierno de Pedro Sánchez "que destine más recursos a Madrid" para afrontar el aumento de los menas en la región, que ha achacado a que "Andalucía cuando estaba con el PSOE miró para otro lado y lo mismo hizo Castilla-La Mancha".

Con más financiación, ha señalado Díaz Ayuso, se podrá mejorar la atención, la integración y la educación de los menas, así como evitar "la delincuencia", si bien la candidata ha apuntado que este es un problema presente "en todos los estratos de la sociedad, a todas las edades, y no es una cuestión solo de origen".

Un caso muy comentado durante la última semana ha sido el ocurrido el pasado domingo en el centro de primera acogida de Hortaleza, donde dos vigilantes de seguridad resultaron heridos al haber sido agredidos por un grupo de menores del centro. La Policía Nacional ha identificado a tres menores de 17 años y de origen marroquí como los presuntos autores de la agresión.

"El día que sepamos de dónde son a lo mejor hablamos de deportarles (...) es muy fácil hablar de expulsar, pero si no sabes ni siquiera de su origen, porque ni sus propias embajadas se hacer cargo de ellos, como ustedes comprenderán yo no voy a abandonarles en el desierto", ha concluido Díaz Ayuso.