Las Asociaciones de Vecinos de Madrid Centro reclama que los pisos turísticos necesiten licencia antes de los 90 días

Las Asociaciones de Vecinos de Madrid Centro reclama que los pisos turísticos necesiten licencia antes de los 90 días

La Coordinadora de Asociaciones de Vecinos de Madrid Centro reclama que una vivienda de uso turístico (VUT) sea considerada como tal desde el primer día que se alquile y necesite obtener licencia como actividad terciaria desde ese momento y no a partir de 90 días.

1x1

"Las actividades económicas lo son desde el primer día", subrayan estas asociaciones de vecinos en un comunicado en el que señalan además que es "imposible de controlar" si un piso se alquila durante un periodo superior a los 90 días, como prevé el Plan Especial de Hospedaje (PEH) de la capital.

El Gobierno de Manuela Carmena espera aprobar mañana en el Pleno municipal el Plan Especial de Hospedaje, que exige licencia como actividad de hospedaje a los pisos turísticos que se alquilen durante más de 90 días y establece las condiciones urbanísticas necesarias para concederla, entre ellas un acceso diferenciado al del resto de vecinos.

En la práctica esta regulación implica prohibir la mayoría de estos apartamentos.

Sin embargo, estos vecinos consideran que el PEH no introduce "ninguna restricción novedosa" porque el Plan General de Ordenación Urbana ya exige entrada independiente a todas las actividades terciarias de hospedaje en edificios residenciales.

Y tachan de "fraude de ley" la posibilidad de cambiar de uso en edificios residenciales.

Además, ante las reclamaciones de las empresas de viviendas de Uso Turístico (VUT) de libre competencia, señalan que para que exista esa condición respecto al resto del sector de hospedaje deben cumplir "las mismas obligaciones".

Defienden asimismo que implantar uso terciario en los edificios de viviendas altera la "seguridad jurídica" de sus inversiones y afecta al derecho a la inviolabilidad del domicilio, que según defienden se sustenta en el "disfrute de una vida privada y familiar en la vivienda", aunque sólo se refiere a que el domicilio es "inviolable" y se garantiza el derecho a la intimidad personal y familiar.

En esta coordinadora se agrupan Acibu (Asamblea Ciudadana del Barrio de Universidad), y las asociaciones de vecinos Austrias, Cavas, Chueca, Barrio Letras, Avecla (Asociación de Vecinos de Centro-La Latina) y la Asociación de Vecinos de la Plaza Mayor (Aveplama).