fbpx

La Comunidad presenta El Molar como la cuarta zona con Denominación de Origen Vinos de Madrid

1x1
La Comunidad presenta El Molar como la cuarta zona con Denominación de Origen Vinos de Madrid

La Unión Europea ha aprobado la ampliación del territorio de Denominación de Origen (D.O.) Vinos de Madrid, con una cuarta subzona, la de El Molar, que se une a las ya existentes de Arganda del Rey, Navalcarnero y San Martín de Valdeiglesias.

La ampliación supone la incorporación de once municipios del norte de Madrid a la D.O. Vinos de Madrid, que pasará a abarcar un total de 70 localidades de la región.

En concreto, la nueva subzona está constituida por Colmenar, El Molar, El Vellón, Patones de Arriba, Pedrezuela, San Agustín del Guadalix, Talamanca del Jarama, Torrelaguna, Torremocha del Jarama, Valdetorres de Jarama y Venturada.

El presidente regional, Ángel Garrido, ha participado este mediodía en la presentación por parte del Consejo Regulador de la D.O. Vinos de Madrid de esta nueva subzona, muy demandada por el sector desde hace años, según ha reconocido el dirigente.

Además, ha puesto en valor que este es "un momento histórico", porque es la primera vez que se amplía la D.O. Vinos de Madrid, algo que ha atribuido al "esfuerzo" de viticultores y bodegueros del entorno del norte, que quieren dar a conocer sus "vinos de gran calidad".

La Comunidad de Madrid recuerda que fue en 1990 cuando se constituyó el consejo regulador y se creó la D.O. Vinos de Madrid, siendo la única capital de un país que da nombre a una denominación de origen de vino.

"Desde entonces se ha trabajado intensamente por garantizar la calidad de los vinos de la región, apostar por la innovación y dar a conocer sus variadas referencias", ha manifestado Garrido.

La D.O. Vinos de Madrid es una de las 91 denominaciones de origen reconocidas en España, que hasta ahora contaba con cerca de 9.000 hectáreas de cultivo repartidas por 59 municipios divididos en las tres subzonas existentes, como son la de Arganda del Rey, Navalcarnero y San Martín de Valdeiglesias.

Con todo, desde el Gobierno justifican que las diferencias de clima y suelo se traducen en "notables diferencias" en la uva y en el carácter de los vinos producidos.

Garrido ha ensalzado la industria del vino de Madrid, que "batió sus propios récords" el año pasado, con 2,3 millones de euros facturados en exportaciones y cuatro millones de botellas comercializadas.

Por su parte, la vendimia de 2018 se saldó con 16,1 millones de kilogramos de uva cosechada, un 62 por ciento más que la del año anterior.