Los estudiantes de la URJC convocan una huelga de cinco días y un encierro para pedir la dimisión del rector

Los estudiantes de la URJC convocan una huelga de cinco días y un encierro para pedir la dimisión del rector

Un proceso de reordenación académica en la Facultad de Ciencias Sociales y Jurídicas en la URJC ha despertado el recelo de los alumnos que han comenzado a movilizarse y a promover una huelga que comenzará el próximo lunes 18 de febrero y concluirá con un encierro el viernes 22 con un encierro y con el objetivo de lograr la dimisión del actual rector de la universidad, Javier Ramos.

Desde las diferentes asociaciones que apoyan este proceso han pedido que las protestas se realicen en todo momento de forma pacífica y con el objetivo de informar, rechazando con rotundidad cualquier movimiento violento.

La polémica se inició cuando el Vicerrector de Ordenación Académica anunció una propuesta de “reordenación académica” en el campus de Aranjuez y que afectaría a su vez al campus de Fuenlabrada, aunque aseguró que “no se va a cerrar ninguno de los grados que actualmente se están cursando”.

Sin embargo, desde la asociación estudiantil ‘Despierta URJC’ han denunciado que el mensaje del vicerrector es un “eufemismo que tergiversa la realidad”, asegurando que “lo que se van a cerrar son los grupos donde se imparten estas carreras en el campus de Aranjuez, y lo mismo sucederá con las carreras que se quieren trasladar de Fuenlabrada y Argüelles”, y han alertado de que “las carreras siguen existiendo dentro de la Universidad pero desaparecen de determinados campus”.

Las carreras que dejarán de ofertarse en Aranjuez el año que viene según anunció el rectorado en una reunión con los estudiantes en el día de ayer son Derecho, ADE, Trabajo Social, Turismo, Economía y Relaciones Laborales, además de sus respectivos dobles grados.

Desde ‘Despierta URJC’ han anunciado que se sumarán a la huelga y han puesto a disposición de la Comunidad Universitaria sus doce firmas para llevar a cabo un proceso de remoción del rector mediante la figura de la moción de censura.

Otra de las asociaciones que también se han unido a las movilizaciones es la ‘Unión de Estudiantes por Aranjuez’, que se han posicionado “totalmente en contra” del proceso de reordenamiento, y han defendido que el campus “necesita un proyecto para poder asentarse a largo plazo” y han denunciado que el plan del vicerrector supone que el año que viene haya menos estudiantes en el campus.

Además, el Consejero de Gobierno de la URJC y estudiante de cuarto de Ingeniería de Software, Ignacio Ruiz, en declaraciones a MADRID ACTUAL, ha apoyado rotundamente la huelga convocada por los alumnos que acudieron al Consejo de Estudiantes Extraordinario celebrado el pasado día 13 de febrero.

Ruiz ha denunciado las “explicaciones insuficientes y falaces” por parte del rectorado, al que ha acusado de redefinir “eufemísticamente el concepto de extinción de grados como un cierre de grupos” y ha criticado la imposibilidad del alumnado a negociar o a expresar su opinión en el proceso de reordenación académica.

También, el Consejero de Gobierno ha desmentido de forma contundente el comunicado del consejo de estudiantes publicado ayer, ya que fue redactado unilateralmente por Alberto Márquez, secretario del Consejo de Estudiantes, y posteriormente sellado con el logo del mismo sin el conocimiento ni consentimiento de ningún otro miembro de dicho organismo salvo el presidente.

Por útlimo, Ignacio Ruiz ha explicado a MADRID ACTUAL que “en dicho comunicado esta persona manifiesta con la más dolosa de las intenciones la consecución de todos los objetivos de la huelga, vierte mentiras incompatibles con el plan de reordenación académica y elogia la coperatividad y colaboración de rectorado. Todo ello con la intención de provocar desunión en el movimiento estudiantil y llegando a pretender desconvocar implícitamente la huelga”, ha aseverado.