Sabanés acusa a Garrido de hacer campaña jugando con la salud de los madrileños

Sabanés acusa a Garrido de hacer campaña jugando con la salud de los madrileños

La delegada de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, Inés Sabanés, ha acusado hoy al presidente autonómico Ángel Garrido de hacer campaña "jugando con la salud de los madrileños" al pedir la paralización de Madrid Central.

En unas declaraciones remitidas a los periodistas, la concejal de Ahora Madrid recuerda al jefe del Ejecutivo regional que las zonas de bajas emisiones, como es Madrid Central, "son un mandato de la UE e incluso del Plan Azul", de la propia Comunidad de Madrid.

Para Sabanés es "muy lamentable que el presidente de la Comunidad de Madrid haga o pretenda hacer campaña jugando con la salud de madrileños y madrileñas".

La delegada de Medio Ambiente ha dado la "bienvenida" a la petición de reuniones por parte de la Comunidad pero ha recordado al Gobierno Regional que el Consistorio de la capital lleva "cuatro meses" pidiendo que se convoque un grupo de seguimiento del Consorcio Regional de Transportes.

Sabanés ha insistido hoy en que "lo importante" es que la Comunidad no se "despiste" y "garantice y concrete su capacidad para los refuerzos de Metro desde el viernes negro con las rebajas pasando por el puente de la Constitución y toda la campaña navideña".

"Eso es la obligación de la Comunidad de Madrid", ha agregado la concejal.

La guerra entre el Ayuntamiento de Madrid y el Gobierno de la región continúa hoy tras semanas de declaraciones cruzadas entre ambas administraciones.

Hoy Ángel Garrido ha pedido que el Ayuntamiento paralice la entrada en vigor de Madrid Central, prevista el próximo 23 de noviembre, hasta presentar informes técnicos sobre el impacto de la medida en vecinos, comerciantes, empresas o instituciones.

Garrido ha asegurado que presidente madrileño no se puede "permitir" que decisiones "caprichosas", "improvisadas", "ideológicas" afectan a la competitividad de la ciudad y de la Comunidad de Madrid.

Con el área de prioridad residencial y de bajas emisiones Madrid Central sólo podrán circular en coche privado los residentes y sus invitados (un máximo de 20 al mes), el transporte público, servicios sanitarios, vehículos industriales, de reparto con permiso y vehículos con etiqueta Eco y cero emisiones, una medida con la que el Consistorio busca reducir la contaminación.

El Ayuntamiento de Madrid no ha aprobado por el momento el decreto regulador de Madrid Central pero sí la ordenanza municipal de movilidad sostenible que contiene su normativa básica; entra en vigor mañana tras su publicación hoy en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid.