Nuevo Vicerrectorado de Calidad, Ética y Buen Gobierno en la URJC para limpiar su imagen

Nuevo Vicerrectorado de Calidad, Ética y Buen Gobierno en la URJC para limpiar su imagen

Javier Ramos, rector de la Universidad Rey Juan Carlos, ha anunciado la creación de un nuevo Vicerrectorado de Calidad, Ética y Buen Gobierno, que será el encargado de un nuevo protocolo para "garantizar la autenticidad de una firma en las calificaciones de las actas de los alumnos".

Así lo ha manifestado Ramos durante la celebración de la constitución del Claustro de la URJC para el periodo 2018-2022, el máximo órgano de representación de la universidad, y que reúne a más de 300 representantes de todos los estamentos universitarios -profesorado, personal docente e investigador (PDI), personal de administración y servicios (PAS) así como el alumnado-.

El rector, que ha sido el máximo impulsor de esta nueva reorganización, ha destacado en un comunicado que este nuevo vicerrectorado llega "en una fase de regeneración" que tiene el objetivo de "defender la universidad pública como garantía de equidad y de igualdad de oportunidades".

También ha avanzado que el nuevo vicerrectorado incorporará una Oficina de Transparencia, Participación y Buen Gobierno, que se pondrá en funcionamiento el próximo curso académico y que "se asemejará a las que ya tienen algunas universidades estadounidenses como las de Iowa, Utah o Ohio".

Con respecto a los cambios en los procedimientos para la calificación de actas, el rector ha confirmado el impulso de un nuevo protocolo para garantizar "el principio de autenticidad" para conocer "en todo momento" quien actúa sobre los documentos que se generan, desde que se genera hasta que llega a su fin.

Este sistema va dirigido especialmente, según han señalado fuentes de la universidad, a los procesos de firma y modificación de actas en los que se implementará un mecanismo de firma electrónica y un segundo factor de autenticación en el proceso de identificación.

Desde la universidad explican que cada docente tendrá un usuario y contraseña de la universidad, pero "necesitará una segunda vía de acreditación de identidad", que en estos momentos se encuentra en fase de pruebas para su posterior incorporación al protocolo.

Tras las presuntas irregularidades del máster que cursó Cifuentes, la URJC baraja tres opciones para añadir al sistema este segundo factor de "autenticación".

Una de ellas sería adaptación de un sistema de se seguridad similar al utilizado en banca electrónica en la realización de operaciones y transferencias, mediante un mensaje recibido a través del teléfono móvil con un código de seguridad y que, una vez introducido cierre el acta.

La segunda opción sería utilizar el sistema Cl@ve PIN (Identidad Electrónica para las Administraciones), que genera un código seguro a través de distintos canales (web o móvil).

La última de las opciones consistiría en el uso de la tarjeta de identificación universitaria, con la solicitud de diferentes coordenadas de su número de identificación.

Las mismas fuentes han asegurado que este protocolo de identificación y autenticación estará totalmente implantado en la siguiente convocatoria, es decir, a finales de año.

A este nuevo protocolo se suma el programa de renovación de los equipos informáticos de la URJC "para actualizar el parque informático del Personal Docente e Investigador (PDI) a tiempo completo en un plazo aproximado de 3 años".

También se sustituirán los antiguos equipos de sobremesa con portátiles cuyo consumo energético se reduce en un 66% con respecto a las máquinas antiguas.

Este programa piloto se pondrá en funcionamiento en primer lugar en los campus de Alcorcón y Vicálvaro de la URJC y se espera que en octubre ya esté instaurado completamente en todos los demás campus.

"Hoy asumimos la responsabilidad de debatir y aprobar las directrices generales de la Universidad, especialmente en los ámbitos de la enseñanza, la investigación y la administración, como dicen nuestros estatutos", ha añadido Ramos, quien ha insistido en que hoy se ponen "los ladrillos de una nueva URJC".