La Reina Sofía entrega a Fainé la medalla de la Escuela Superior de Música

La Reina Sofía entrega a Fainé la medalla de la Escuela Superior de Música

Doña Sofía ha presidido la clausura del curso académico de la Escuela Superior de música Reina Sofía, en una ceremonia durante la que ha hecho entrega de la Medalla de Honor de este centro al presidente de la Fundación la Caixa, Isidro Fainé, y al educador musical Curtis Price.

Fainé es mecenas de la cátedra de Trompa del centro, mientras que Curtis Price, estadounidense afincado en el Reino Unido que dirigió la Royal Academy of Music de Londres, ha sido galardonado por su labor de asesoramiento a la Escuela.

La pianista húngara Márta Gulyás y la rusa Galina Eguiazarova, profesoras de las cátedras de Música de Cámara y de Piano, respectivamente, y el violonchelista alemán Jens Peter Maintz, que se ha incorporado recientemente al centro académico como profesor, han recibido también medallas de honor de la Escuela en esta ceremonia.

Asimismo, doña Sofía ha hecho entrega de diplomas a los alumnos más destacados del curso 2017-2018 en cada una de las cátedras de este centro de alta formación: violín, viola, violonchelo, contrabajo, oboe, trompa, flauta, clarinete, fagot, piano, canto y música de cámara.

La infanta Margarita, con su esposo, Carlos Zurita, y el secretario de Estado de Cooperación Internacional, Fernando García Casas, han asistido a este acto académico, que ha tenido lugar en el Auditorio 400 del Museo Reina Sofía y ha concluido con un concierto de la Orquesta Sinfónica Freixenet de la propia escuela, bajo la dirección de Jaime Martín.

Con la joven violinista catalana Inés Issel como solista, la orquesta ha interpretado la obertura de la ópera "Las bodas de Fígaro" de Wolfgang Amadeus Mozart y el "Concierto para violín en Re Menor", de Jean Sibelius.

Antes de la entrega de diplomas, ha tomado la palabra la presidenta de la Escuela, Paloma O'Shea, quien ha defendido el objetivo de "que la música, con todo su poder transformador, se acerque cada vez más a la gente", para lo que la Escuela concede "libertad completa al profesor", sube al alumno "constantemente al escenario" y favorece una relación maestro-discípulo "estrecha y profunda".

Esta Escuela Superior de Música, cuya presidenta de honor es doña Sofía, es uno de los cuatro programas a través de los cuales la Fundación Albéniz desarrolla su actividad, junto con el Concurso Internacional de Piano de Santander Paloma O'Shea, el Centro de Archivos y Documentación Albéniz y el Encuentro de Música y Academia de Santander.

Creada en Madrid en 1991 con el propósito de dotar a España de un centro de alta Formación Profesional dirigido a los jóvenes músicos de talento, acoge a estudiantes de todas las nacionalidades, con una especial atención a los alumnos procedentes de España, Portugal y los países iberoamericanos.

La misión del centro es no sólo formar solistas, sino músicos capaces de integrarse con facilidad en importantes agrupaciones orquestales de cámara, ganar premios o acceder a plazas de profesores y catedráticos en escuelas y conservatorios, con el fin de verles dentro de unos años regresar como profesionales a los mismos escenarios donde actuaron como alumnos.