fbpx

El alcalde de Móstoles exige a Fomento implicación en el tren a Navalcarnero

El alcalde de Móstoles exige a Fomento implicación en el tren a Navalcarnero

El senador socialista y alcalde de Móstoles, David Lucas, ha exigido al ministro de Fomento, Iñigo de La Serna, que "tome cartas en el asunto" y "dé una solución" al problema que supone la paralización de las obras de ampliación y soterramiento de la línea C5 de Cercanías hasta Navalcarnero.

"La C5 es una línea de carácter estatal y Fomento no se puede poner de lado, ya que si no es con la colaboración administrativa esa línea no va a retomar el proyecto de reinicio y terminación de las obras y la conexión con Navalcarnero", ha insistido Lucas, quien este martes preguntó a De la Serna por el asunto en el Senado.

Lucas le ha recordado al ministro que en 2009 se aprobó la extensión de 15 kilómetros del trazado de la línea C5 a la localidad de Navalcarnero, lo que implicaba a su vez el soterramiento de la vías a su paso por Móstoles, pero que después de "más de 140 millones de euros enterrados", el proyecto lleva 6 años paralizado.

Sin embargo, el ministro señaló al alcalde socialista en su respuesta que esta prolongación hasta Navalcarnero se planteó como una "concesión de titularidad autonómica" y que "no es una concesión del Estado", por lo que corresponde a la Comunidad de Madrid realizar las actuaciones pertinentes.

La respuesta del ministro no ha satisfecho a Lucas, quien esta mañana, durante la celebración de un acto institucional para conmemorar el Día Internacional de las Mujeres, ha dicho "lamentar profundamente" la actitud del ministro y le ha acusado nuevamente de "ponerse de perfil" en esta situación.

"Invito al ministro a Móstoles, que pueda ver los túneles, el abandono, la inversión, lo que no va a ocurrir y que beneficiaría a más de 300.000 ciudadanos", ha reiterado el regidor madrileño, quien ha destacado que la C5 es "la línea que más viajeros lleva de los Cercanías estatales de toda España".

En junio de 2015 y tras cinco años de paralización, la empresa concesionaria -OHL- presentó una reclamación administrativa ante la Comunidad solicitando la resolución del contrato por "imposibilidad de su ejecución debido a circunstancias sobrevenidas e imprevisibles" y reclamando 285 millones de euros de indemnización.

Con un informe del Consejo Consultivo a favor, en febrero de 2016 la Comunidad de Madrid inició un expediente de penalidades y le dio a la concesionaria un plazo de dieciséis meses para la ejecución de la totalidad del contrato, que termina en septiembre de 2017, fecha para la cual tendría que estar ejecutada la totalidad de la obra.

Sin embargo, el pasado diciembre algunas informaciones apuntaban a que la concesionaria había empezado a desmantelar la tuneladora de estas obras -que en esos momentos se encontraba en Parque Coimbra-, lo que demostraría "que no existe ningún interés para llevar a cabo el cumplimiento de la concesión".

Ante esta situación, el consejero de Transportes, vivienda e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid, Pedro Rollán, ya ha anunciado su intención de "emprender cuantas medidas judiciales estén al alcance" en el momento en que finalice el plazo que se le otorgó para finalizar las obras, en septiembre de 2017.

El Ayuntamiento de Móstoles, que ahora pretende que se implique el Ministerio de Fomento, también ha aprobado su personación en la reclamación contra la empresa concesionaria que está preparando el Gobierno Regional con el fin de exigir las responsabilidades económicas, judiciales y políticas necesarias.