fbpx

Una transexual se niega a pagar el billete de la EMT por ser de un colectivo en situación de exclusión social

Archivado en:
Una transexual se niega a pagar el billete de la EMT por ser de un colectivo en situación de exclusión social
Archivado en:

Una transexual se ha negado esta mañana a pagar el billete en un autobús de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) de Madrid, ya que se ha declarado "en desobediencia civil" con la empresa al considerar que pertenece a un colectivo en situación de exclusión social.

El incidente ha ocurrido en la línea 35 de la EMT cuando Sonia Fernández, que pertenece a la asociación Transexual-Española Transexualia, ha rechazado pagar el billete, por lo que el conductor ha parado el autobús y ha llamado a la Policía.

Sin embargo, según Fernández, no ha sido necesaria la llegada de los agentes, pues ella ha bajado del autobús después que los interventores la identificaran y la multaran.

Fuentes de la EMT han informado de que la EMT "está sensibilizada" con este tema y de que en este sentido el propio director gerente de la empresa, Alvaro Fernández Heredia, ya se reunió hace unos meses con la asociación Transexualia y con la propia Sonia Fernández.

Según la EMT, a partir de "las peticiones lógicas y razonables" de la Asociación y de Fernández, la Empresa quería estudiar la firma de un convenio similar al que tiene Metro de Madrid, para que estas personas "puedan disponer de un pase sin coste" para viajar en los autobuses.

Con este cometido, según EMT, su director gerente remitió una carta el 27 de septiembre de 2016 a su homólogo en el Consorcio Regional de Transportes de Madrid (CRTM), Juan Ignacio Merino de Mesa, aunque esa misiva nunca obtuvo respuesta.

"Del mismo modo que lo tiene Metro, EMT quiere facilitar que transexuales, a personas en riesgo de exclusión o a personas inscritas en el Programa de Reinserción Socio-Laboral de la Comunidad de Madrid, puedan viajar "sin coste" en los autobuses, ha dicho la fuente de la EMT.

En su carta al CRTM, el director gerente de la EMT manifiesta su interés en conocer los términos del convenio CRTM y la Asociación con el fin de "realizar uno propio" entre ambas partes y "con el mismo fin".

Con respecto a los hechos de esta mañana, Sonia Fernández ha dicho que ha realizado esta acción "a título personal" y que ha intentado "por activa y por pasiva" que la EMT se involucre en el convenio con Metro, "para que las personas transexuales -ha dicho- podamos viajar también en autobús".

En enero pasado, Metro concedió 38 pases anuales de libre circulación por el suburbano a Transexualia, en el marco de un acuerdo de colaboración para promover la plena integración social de mujeres y hombres transexuales de la región.

La iniciativa se incluye dentro de la línea social de la empresa, por lo que ha asegurado que la EMT "también lo puede hacer".

Fernández ha destacado que lleva "más de un año" intentando reunirse con la delegada de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés, para que otorgue también al colectivo los pases para viajar en autobuses de la EMT, pero "ha declinado" la propuesta en reiteradas ocasiones.

Por ello, ha subrayado que se ha declarado "en desobediencia civil" con la empresa porque ha agotado "todas las vías burocráticas".