fbpx

Crowdfunding para revitalizar la Sierra norte

Crowdfunding para revitalizar la Sierra norte

Un proyecto de micromecenazgo pretende revitalizar la viticultura en el valle del Jarama madrileño, un enclave que tiene similitudes con los reputados vinos del Priorat tarraconense, donde la familia de Oscar Pasanau, el impulsor de la iniciativa, ha cultivado la vid durante generaciones.

Pasanau se decidió a cultivar un pequeño "majuelo", a finales de 2013, cuando el Instituto Madrileño de Investigación y Desarrollo Rural, Agrario y Alimentario (Imidra) presentó su informe favorable a la creación de la "cuarta subzona" de vinos con Denominación de Origen (DO) Madrid, aunque actualmente ya cuenta con cinco fincas.

No fue hasta finales de 2015, cuando el BOE publicó la Resolución por la que se resuelve favorablemente la modificación del pliego de condiciones de la Denominación de Origen "Vinos de Madrid" que hará posible añadir esta nueva subzona próximamente, con el nombre de "El Molar", y que se sumará a las existentes en la actualidad: Arganda, Navalcarnero y San Martín de Valdeiglesias.

"A principios de año le presenté el vino elaborado en esta zona a un distribuidor -elaborado en Bodega Jeromín, de Villarejo de Salvanés-, que mostró interés, y me pidió que no tardase mucho en tenerlo para empezar enseguida a comercializarlo", ha detallado a Efeagro.

Según ha reseñado, "descubrí la página de Crowdfunding Verkami y lancé la campaña con una doble intención: dar a conocer al futuro consumidor la zona vitícola y en segundo lugar como un apoyo financiero, ya que ahora tendré que hacer frente a los costes de producción de casi 5.000 botellas".

Su intención es empezar con este vino de garnacha del valle del Jarama para seguir en próximas añadas con nuevos productos de viñedos situados en la campiña y en la Sierra.

"Pretendo que los vinos sean un reflejo fiel de la viña y su terruño", ha resaltado.

Actualmente, cuenta con algo más de 2 hectáreas de viñedos arrendados en un territorio en la destacan las variedades "tinta" (un tipo de tempranillo), "garnacho", "torrontés" y "cojón de gato".

El lanzamiento del vino, fruto de esta campaña de "crowdfunding" -que le ha permitido contar con el apoyo de 48 mecenas- se llevará a cabo en el próximo mes de abril.

Ha precisado que "el suelo de pizarra hace que estos vinos sean concentrados, muy pobres; coge color con facilidad, aunque le cuesta crecer, y los rendimientos son bajos".

La Orden religiosa de los Cartujos -la misma que potenciara la viticultura en Jerez de la Frontera y que descubriera las posibilidades del Priorat, en Cataluña- también fue responsable de elaborar los primeros vinos de excelencia en el Valle del Jarama para suministrar a su Monasterio de Santa María del Paular.

La comarca de "El Molar", en la que se encuentran municipios como El Molar o San Agustín del Guadalix, dispone de viñedos muy viejos, aunque en muchos casos la tradición se ha ido perdiendo con los años y que, ahora, nuevos viticultores quieren darle una segunda oportunidad.