El derrumbe del edifico, sin víctimas, se ha producido por un colapso de pilares

Archivado en:
El derrumbe del edifico, sin víctimas, se ha producido por un colapso de pilares
Archivado en:

El derrumbe de un edificio de viviendas en el barrio de Carabanchel, que no ha causado daños personales, se ha debido al colapso de al menos uno de los pilares que sostenían el inmueble, ha explicado el delegado de Desarrollo Urbano Sostenible del Ayuntamiento de Madrid, José Manuel Calvo.

En una rueda de prensa conjunta, el jefe de bomberos del Ayuntamiento de Madrid, Carlos Arribas Blanco, ha informado de que, tras llegar al lugar, los bomberos detectaron la inminencia del derrumbe, por lo que dieron prioridad al desalojo de los inmuebles de los numeros 5 y 7 de la calle Duquesa de Tamames, el primero de los cuales colapsó hacia las nueve horas.

En total han sido desalojadas 40 viviendas, 20 de cada bloque, en las que había 57 vecinos, 36 del número 5 y 21 personas del bloque número 7.

El delegado de Desarrollo Urbano Sostenible ha explicado además que el edificio derrumbado es una construcción residencial de la década de los años 60 y que no había sido detectada antes ninguna señal del colapso.

Según Calvo, los responsables del Ayuntamiento investigarán si ha habido denuncias previas y ha asegurado que "todos los indicios que hubieran podido anticipar" el colapso se encontraban en un local de la planta baja de la edificación, que se encontraba cerrado dese hace varios años.

En el lugar del siniestro, ha dicho Calvo, serán retirados los escombros derrumbados y se procederá a demoler la parte de la edificación que no se haya caído.

Consultado acerca del estado de los inmuebles vecinos o del mismo área, construidos en la misma época, Calvo ha asegurado que "la mejor manera de evaluar es anticipar", que "cuando una estructura va a colapsar avisa", y que "cualquier advertencia (por parte del vecindario) será tomada en cuenta".

Con respecto a los moradores del edificio del número 7, colindante con el derrumbado, los responsables del Ayuntamiento han dicho que este inmueble "se mantendrá", aunque será sometido a trabajos destinados a "asegurar su estructura".

El concejal de salud, Seguridad y Emergencias, Javier Barbero, ha destacado la rapidez con la que han actuado la Policía Municipal y los Bomberos para desalojar a los 57 habitantes de estos dos inmuebles después del primer aviso, recibido a las 03:44 horas.

Barbero ha dicho que los primeros avisos recibidos daban cuenta de "ruidos en paredes y techos y de la aparición de grietas" y de puertas que se habían quedado trabadas y era imposible abrir, por lo que ha sido puesto en marcha el llamado Procedimiento de Intervenciones Complejas (PIC).

El jefe de Bomberos ha añadido que al llegar al lugar los efectivos han detectado "algún pilar reventado" y han comprobado cómo "la patología del daño seguía viva", lo que hacía prever el colapso inminente de la edificación.

Barbero ha recordado que doce personas del edificio afectado consiguieron evacuar el edificio por sus propios medios y que otras veinte fueron rescatadas con escalas por los Bomberos a través de ventanas.