Las mejores piscinas de Madrid

Archivado en:
Las mejores piscinas de Madrid
Archivado en:

Si no dispone de su propia piscina en casa o la de amigos, o simplemente quiers cambiar de aires, aquí encontrará el top ten de las mejores piscinas de Madrid para pasar este verano.

Las Instalaciones Deportivas Ciudad Universitaria están pobladas de estudiantes de la "Complu". Esta piscina también está abierta a antiguos miembros de la Universidad al módico precio de cinco euros el día, dos euros más si es licenciado o de otro centro. Si no cumple estas condiciones tendrá que entrar como acompañante, lo que cuesta 8 euros. Las instalaciones son magníficas y hay buen ambiente. (Juan de Herrera s/n).

El Centro Deportivo Municipal Barrio del Pilar es estupendo si no quiere que le queden marcas del bañador ya que cuenta con un solarium para nudistas. Además, tiene dos piscinas, una de ella infantil, y un montón de instalaciones deportivas. (Monforte de Lemos s/n).

Si quiere huir del calor del centro de Madrid, Rascafría es una buena opción. A las afueras de la localidad, en dirección al Monasterio, se encuentra un area natural para pasar el día y bañarte, si es que puede, en el agua del deshielo. La zona está preparada con kioskos, parking, fuentes, senderos, aseos y mesas. (Nacional 1 al Pto. Navacerrada).

La Instalación Deportiva Canal de Isabel II está pensada para la práctica de cualquier deporte, entre sus instalaciones, encontramos un pabellón polideportivo, un campo de fútbol de hierba artificial, pista de fútbol sala, de baloncesto, piscina, gimnasio, frontón, pistas de tenis. Con lo cual, si se cansas de estar a remojo, puede practicar otras actividades. (Avda. Filipinas, 54. Entrada por Cea Bermúdez, 2).

Otra opción muy natural, si quiere la comodidad de una piscina tradicional, pero busca que esté en plena naturaleza, son las Piscinas naturales de Buitrago de Lozoya. El agua está clorada y depurada, y además, disponen de instalaciones deportivas para que pases tu tiempo de ocio. (Ctra A-1, desvío Buitrago de Lozoya. Area Recreativa de Río Sequillo).

Uno de los más grandes parques de Europa es el Aquopolis de Villanueva de la Cañada. Es ideal para ir con niños porque tiene espacios exclusivos para ellos, como son los paques infantiles, minigolf, camas elásticas, zona de videojuegos, piscina con toboganes, puentes colgantes y pistas blandas. Además tiene restaurantes, o si prefiere comer de picnic, también puede. (Avda. Dehesa, s/n).

Aunque haga calor, si además de disfrutar de la piscina, quiere hacer deporte, el Parque Deportivo Puerta de Hierro. Cuenta con un campo de rugby de hierba artificial, campo de golf, frontón, canchas de baloncesto, piscina infantil y para adultos, pistas polideportivas, sala de musculación. Todo esto lo podrá encontrar en las instalaciones de este centro público que se ha convertido ya en sede de diferentes federaciones deportivas, como por ejemplo, de piragüismo. Su piscina tiene césped, y es ideal si quiere escapar del centro. (Ctra. Coruña, Km. 7).

Pero si no le apetece alejarte mucho del centro de la capital, el Centro Deportivo Municipal La Latina será perfecto. Con un enclave privilegiado en pleno centro de la ciudad, las instaciones disponen de una piscina cubierta que abre sus amplios ventanales con vistas a la calle Toledo en los meses de verano. También cuenta con sala de judo y musculación, gimnasio y halterofilia. (Plaza Cebada, 16).

La Piscina Moscardó, situada en Usera, es un clásico de la zona. Tiene dos piscinas, una cubierta, y otra exterior con zona para niños, y una pista de voley playa que hará que se sienta como si jugara en la orilla del mar. También gimnasio, sala de musculación, y otras actividades para disfrutar del verano. (Andrés Arteaga, s/n).

Todo un lujo en Madrid es la Piscina Municipal Casa de Campo, más conocido como la piscina de El Lago, es una de las instalaciones deportivas más visitadas en verano. Aunque tiene una piscina cubierta, la cual cierra los meses de verano, es en la temporada estival cuando la frecuencia de visitantes es inmensa. Y eso se debe, sobre todo, a tres cosas: el estar en plena ciudad, los precios bastante asequibles, y lo estupendo de sus instalaciones.