T.Gómez 'recupera' a Zapatero ante Valenciano y Rubalcaba

Archivado en:
T.Gómez 'recupera' a Zapatero ante Valenciano y Rubalcaba
Archivado en:

La candidata del PSOE, Elena Valenciano, y el secretario general, Alfredo Pérez Rubalcaba, se han mostrado convencidos de su victoria el domingo en las urnas: "Dije que unidos seríamos imbatibles y unidos vamos a ser imbatibles el domingo", ha dicho ella, mientras que Rubalcaba ha pedido un "último esfuerzo".

Ante unas 3.000 personas en el pabellón Madrid Arena de la madrileña Casa de Campo, Valenciano ha asegurado que el PSOE termina la campaña "con la cabeza bien alta, orgullosos de ser socialistas y de haber trabajado por este país".

Rendida ante el "apoyo" y el "calor" que los socialistas madrileños le han prestado en las últimas dos semanas y ante su líder, Tomás Gómez, al que se ha referido como una persona "generosa", "buena" e "inteligente", la candidata ha compartido con él y con Rubalcaba su penúltimo mitin-cierre de campaña, antes de dirigirse a Sevilla para la traca final.

Tras criticar que, "mientras la gente dice que lo está pasando mal, Rajoy dice que está contento", Valenciano ha llamado a "conseguir el domingo que la gente sea la que esté contenta y Rajoy el que esté preocupado".

También ha dicho que el PP ha hecho un "streptease político" en esta campaña electoral, en la que "empezaron perdiendo el debate, luego perdieron la vergüenza y van a perder las elecciones".

En su línea habitual, la candidata ha pedido el voto "por la gente que está sufriendo y que necesita un PSOE fuerte para defenderlos" y se ha comprometido a trabajar en Europa por los jóvenes, los trabajadores y las mujeres.

Junto a ella, Rubalcaba ha vuelto a defender que el suyo es "el único partido" que puede evitar que Rajoy se sienta legitimado el día 26 para seguir adelante con sus políticas de recorte.

A los suyos Rubalcaba les ha pedido "un último esfuerzo", convencido de que van a llenar las urnas de votos: "Nosotros no tenemos sobres pero tenemos vuestras papeletas", les ha dicho.

En este último mitin que han compartido, Rubalcaba ha agradecido a Valenciano su trabajo, que haya "dado la cara" y que haya defendido a "millones de mujeres que se han sentido insultadas por el machismo de Cañete y de Rajoy".

Y se lo ha agradecido además como hombre que también se ha sentido ofendido por aquellas palabras, cuando el candidato del PP, Miguel Arias Cañete, dijo que no había querido alardear de su "superioridad intelectual" en el "cara a cara" con Valenciano para no parecer machista.

Convencido también de que los socialistas han "recuperado buena parte de la cercanía con los ciudadanos", el líder del PSOE ha alertado contra el resurgir de partidos xenófobos, racistas y de nacionalismos excluyentes y ha urgido a la ciudadanía a acudir el domingo a las urnas "con independencia de a quien voten", para que no prosperen esas opciones en Europa.

También ha sacado pecho el madrileño Tomás Gómez, que ha convocado a todos los socialistas a hablar "con la cabeza muy alta" de la herencia recibida de los gobiernos de Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero, ante el recurrente lamento del PP sobre lo que se encontró al llegar a Moncloa.

Gómez ha puesto en valor los siete años de Gobierno de Zapatero y ha dicho que con él se revalorizaron las pensiones como nunca o que el salario mínimo interprofesional creció un 40 por ciento.

"Quieren hablar de la herencia recibida, pues hablemos de la herencia recibida, hombre", ha clamado.