fbpx

Carromero: "Si hay algún indulto justo, sería el mío"

Carromero: "Si hay algún indulto justo, sería el mío"

Ángel Carromero, secretario general de Nuevas Generaciones de Madrid, ha reiterado este martes su inocencia en torno a la muerte de dos opositores cubanos en 2012 en un accidente de coche por el que fue condenado; se ha declarado "víctima" del castrismo y ha defendido que, si hay algún indulto justo, sería el suyo.

En una rueda de prensa junto a Ofelia Acevedo -viuda de Oswaldo Payá, uno de los dos disidentes fallecidos- para presentar su libro 'Muerte bajo sospecha', Carromero ha insistido en que es una víctima más del castrismo y que su accidente fue provocado por un impacto que sacó el coche que conducía de la carretera.

Durante su intervención, Carromero ha defendido que ni Oswaldo Payá ni Harold Cepedo murieron en el momento debido al accidente, sino que, tras echarlos de la carretera, las autoridades se "deshicieron" de ellos.

Para defender esta posición, ha argumentado que las fotos sobre el accidente facilitadas por el régimen son "inverosímiles" y que, en un hospital en la isla, una persona que viajaba con ellos -el sueco Aron Modig- le dio dos teléfonos de los fallecidos.

Esto demostraría, según Carromero, que los dos cubanos no fallecieron tras el choque y pudieron entregar los aparatos telefónicos a Modig para que no los requisasen las autoridades cubanas.

Sobre el indulto solicitado al Gobierno de España -donde cumple condena desde diciembre de 2012- por la familia de Payá, ha indicado que no ve "ninguna causa justa" y "ningún motivo objetivo" para que este no se conceda.

Ha remarcado que su testimonio no tiene por qué perjudicarle en la petición de indulto y que tiene que ayudar a que el "buenismo" en España en torno a la dictadura se venga abajo.

El secretario general de Nuevas Generaciones de Madrid ha agregado que fue obligado a grabar un vídeo en el que daba la versión "oficial" de lo ocurrido -tras obligarle a cambiar la suya- y que los dos disidentes fallecidos eran "peligrosos" para la dictadura comunista que impera en Cuba.

Por su parte, Ofelia Acevedo, viuda de Payá, ha indicado que seguirá pidiendo una investigación internacional sobre este caso y ha denunciado que el Movimiento Cristiano de Liberación que lideraba Payá continúa siendo perseguido y agredido dentro de Cuba.

Un accidente por esclarecer

En el año 2012, Carromero fue condenado a 4 años de cárcel en Cuba por el accidente de tráfico que costó la vida a los opositores al régimen castrista Oswaldo Payá y Harold Cepero.

Carromero conducía el vehículo que el 22 de julio de 2012 se estrelló contra un árbol en las cercanías de la ciudad cubana de Bayamo, en el oriente de la isla y en el que viajaba con el destacado opositor cubano Oswaldo Payá y Harold Cepero, miembro de su Movimiento Cristiano Liberación.

Payá y Cepero murieron en el siniestro, mientras que Carromero y el joven sueco Jens Aron Modig, dirigente de una formación conservadora de su país y que también viajaba en ese coche, resultaron ilesos.

Carromero fue trasladado a España en las últimas jornadas de 2012 para cumplir el resto de la condena impuesta en Cuba, donde Instituciones Penitenciarias le concedió el tercer grado.

La Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional se opuso en septiembre de 2013 al indulto del dirigente de Nuevas Generaciones que pidió la familia de Payá por no encontrar "razones de justicia, equidad o conveniencia" para ello, al considerar que hace vida normal gracias al tercer grado penitenciario que disfruta y que no había mostrado arrepentimiento.