fbpx

Ángel Carromero cuenta 'toda la verdad' de su drama en Cuba en un libro

Ángel Carromero cuenta 'toda la verdad' de su drama en Cuba en un libro

El dirigente de NNGG de Madrid, Ángel Carromero, ha agradecido el apoyo de su partido y su presidenta, Esperanza Aguirre, en el caso en el que se vio envuelto y que acabó con la muerte del disidente cubano Oswaldo Payá, y ha dicho entender la "posición complicada" que tuvo que afrontar el Gobierno.

Con motivo de la publicación de su libro "Muerte bajo sospecha. Toda la verdad sobre el caso de Ángel Carromero", el dirigente de Nuevas Generaciones ha explicado en Antena 3 que su objetivo es contar "lo que realmente pasó allí" y honrar la memoria de Payá.

Ángel Carromero fue condenado a cuatro años de cárcel en Cuba por la muerte de Payá y de otro disidente, Harold Cepero, que el 22 de julio de 2012 viajaban con él y con el político sueco Jens Aron Moding en un coche que conducía el político madrileño y que, según las autoridades cubanas, se salió de la carretera.

La versión de Carromero -y la de la familia de Payá, ha recordado-, es que un coche del régimen castrista les sacó de la carretera, aunque según ha dicho el dirigente del NNGG los militares cubanos le amenazaron y agredieron, y le obligaron a grabar un vídeo afirmando que lo que había ocurrido era un accidente.

Tras un juicio "farsa" y después de pasar cinco meses en las cárceles cubanas -"un horror" en el que no existen "las mínimas condiciones higiénicas" y sin permitirle salir de su celda más que una vez cada dos o tres semanas-, Carromero fue extraditado a España para terminar de cumplir su condena en la prisión de Segovia.

Unos días después se le concedió el tercer grado, y desde entonces lleva una tobillera telemática para controlar sus movimientos, lo que le hace "no ser libre" a pesar de ser "inocente".

De hecho, se ha quejado de que la familia de Oswaldo Payá haya pedido el indulto para él y que "aún así" no pueda "ser libre".

Preguntado sobre el apoyo recibido en España, Carromero ha agradecido el de Esperanza Aguirre y del PP de Madrid, y ha dicho "entender" que "la posición de los gobiernos es complicada" ante su caso. "Estoy muy contento con cómo me ha arropado mi partido", ha zanjado.

Ha afirmado que las autoridades cubanas le amenazaron y le dijeron que tuviera cuidado con lo que iba a contar a su regreso a España, una situación "muy complicada" para la que dijo "no estar preparado".

"Yo llegué a España y estaba bastante solo", ha insistido.

También ha reprochado la actitud del político Jens Aron Moding, que según ha dicho "se escuda en que iba dormido". "Lo fácil cuando pasa algo así es volver a tu país, decir que no te acuerdas de nada, no hacer ninguna declaración y tener un trabajo en la empresa privada", ha criticado.