Más de 200 madrileños con discapacidad visual o ceguera utilizan perros-guía

Más de 200 madrileños con discapacidad visual o ceguera utilizan perros-guía

Más de 200 personas con discapacidad visual grave o ceguera utilizan en la Comunidad de Madrid perros-guía como instrumento auxiliar de movilidad, por lo que uno de cada cinco perros-guía que hay en España está en esta región.

El consejero de Presidencia, Justicia y portavoz del Gobierno Regional, Salvador Victoria, y el consejero de Asuntos Sociales, Jesús Fermosel, han visitado este viernes el centro de adiestramiento de la Fundación ONCE, ubicado en la localidad de Boadilla del Monte.

Ambos han asistido, junto con el alcalde de la ciudad, Antonio González Terol, a la graduación de 'Ulises', un perro-guía apadrinado en 2012 por el propio Victoria cuando era responsable de Asuntos Sociales.

Ulises -un labrador amarillo- ayudará a Marco Antonio Vera, afiliado de la ONCE que reside en Cádiz, para facilitarle la movilidad, incrementar la seguridad y la rapidez en sus desplazamientos y posibilitarle una mayor participación e integración en la sociedad.

Este perro, cuyo nombre fue elegido vía Twitter, ha crecido con una familia de Valdemoro hasta que cumplió un año, aprendiendo a comportarse en público y privado, a cumplir órdenes y a acudir y viajar a todo tipo de lugares y en diferentes medios de transporte.

Victoria ha querido destacar "la generosidad de todas esas familias, que durante un período de tiempo cercano a los dos años, cuidan, forman a estos perros-guía y después los entregan a personas que los necesitan y que complementan su vida rutinaria y la labor que hace la Fundación ONCE y los instructores".

Durante seis meses un instructor ha trabajado con él en el centro de Boadilla para reforzar las órdenes básicas de obediencia, le ha introducido el arnés y le ha enseñado cuestiones prácticas como cruzar la calle en línea recta, evitar obstáculos o marcar puertas o bordillos.

En este centro, que está considerado uno de los más avanzados de Europa y cuenta con una novedosa unidad de selección genética, se cuida y entrena a los canes, que ayudarán a discapacitados audiovisuales del resto del país.

La Fundación ONCE del perro-guía ha proporcionado desde su creación en 1991 más de 1.800 perros, siendo Madrid la única región en la que se puede apadrinar alguno de estos animales.

José Manuel Macarro, el instructor de Ulises, ha resaltado "las grandes dosis de paciencia y adaptación que se necesitan con cada perro ya que la enseñanza es individualizada".

"La fase final es cuando adaptamos el perro al ciego, seleccionando previamente características de la persona a la que vamos a adaptar ese perro para buscar una compatibilidad", ha manifestado.

La Comunidad va a destinar este año 338 millones de euros a la atención de las personas con discapacidad, lo que supone un 13 por ciento más que en 2013, garantizando una red compuesta por 21.000 plazas gratuitas.