CCOO y UGT creen que la ley no puede cambiarse "por intereses particulares"

CCOO y UGT creen que la ley no puede cambiarse "por intereses particulares"

Los sindicatos CCOO y UGT han recordado hoy a la ministra de Sanidad, Ana Mato, que la legislación sanitaria "no se puede alterar" según los "intereses de inversores particulares" y han dicho que el proyecto de Eurovegas es "dudoso" en términos de viabilidad económica y de creación de Empleo.

"Todo cambio en la ley del tabaco haría que los trabajadores del sector de la hostelería, restauración y ocio estuvieran expuestos a los contaminantes cancerígenos", argumentan ambos sindicatos en un comunicado conjunto que responde a las declaraciones de la semana pasada de la ministra Mato, quien se comprometió a buscar fórmulas para hacer compatible la salud con la creación de puestos de trabajo.

La empresa Las Vegas Sands, promotora del complejo de ocio y juego Eurovegas y propiedad del magnate Sheldon Adelson, recordó a través de un comunicado que el tipo de inversión que supone este proyecto que prevé asentarse en Alcorcón requiere "garantías" de que habrá un "marco legal" que permita desarrollarlo en condiciones que "no cambien con el tiempo".

Los cambios legislativos que reclama la empresa -fundamentalmente eliminar la prohibición de fumar en los casinos y establecer restricciones al juego electrónico- han sido objeto de polémica entre la Comunidad de Madrid y el Gobierno central.

De hecho, el presidente regional, Ignacio González, ha instado al Gobierno en varias ocasiones a impulsar las modificaciones cuanto antes para garantizarse que la multinacional siga adelante con la construcción del complejo.

Tras esas peticiones, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, aseguró ayer que el Ejecutivo central estudia "cuantas medidas sean necesarias" para "beneficiar" tanto la inversión del macrocomplejo de ocio y casinos Eurovegas como de otros proyectos generadores de empleo y riqueza.

Al conocer la posición del Ejecutivo, los sindicatos CCOO y UGT le han recordado que el consumo y exposición al humo del tabaco son responsables del 90 por ciento de las muertes por cáncer de pulmón y que la conocida como ley antitabaco constituye uno de los instrumentos más eficaces en salud laboral y pública.

"La ley antitabaco, que prohibió fumar en espacios de uso público cerrados, logró que centenares de miles de trabajadores de la hostelería, restauración y ocio así como millones de usuarios, por fin dejaran de estar expuestos a este cancerígeno", han señalado en el comunicado.

Por ello, alertan de que todo cambio en dicha legislación haría que se pusiese en "serio riesgo" la salud de los trabajadores de estos sectores.

Las dos organizaciones consideran además "imprescindible" que la Administración elabore una estrategia para el abandono progresivo del tabaco con programas, planes y estrategias nacionales de salud y educación y con acceso gratuito a terapias médicas para dejar de fumar.