fbpx

Metro ahorrará 7 millones al año con el nuevo contrato de seguridad

1x1
 

Metro ahorrará 7 millones de euros al año con el nuevo contrato de seguridad

El nuevo contrato de vigilancia en Metro de Madrid generará a la compañía un ahorro anual de siete millones de euros, y de su gestión se encargará el recién nombrado director de Seguridad, Bruno Fernández Díez.

Lo ha afirmado este miércoles el viceconsejero de Transportes, Borja Carabante, tras asistir a la finalización de las obras de mejora de la M-625 en Guadalix de la Sierra al ser preguntado por las críticas que ha generado este nombramiento en los sindicatos del suburbano.

El viceconsejero ha explicado el nuevo director de Seguridad de Metro será el encargado de "gestionar la complejidad" del nuevo contrato de vigilancia que conllevará un ahorro de siete millones de euros al año.

Respecto a las críticas, ha dicho que son "una nueva mentira sindical" y una cortina de humo porque los sindicatos son "incapaces" de proponer medidas de ahorro que permitan "salvar la empresa y los empleos".

El nuevo concurso de vigilancia de Metro tendrá una duración de cuatro años y, por primera vez, establece una serie de objetivos que deberán cumplir las empresas que resulten adjudicatarias del mismo.

Entre estos objetivos figuran el cumplimiento de un tiempo máximo de respuesta por parte de los vigilantes desde que son requeridos para cualquier actuación; la erradicación de la venta ambulante ilegal en las estaciones; y la no existencia de actos vandálicos en las instalaciones de Metro.

El nivel de cumplimiento de estos objetivos será analizado mensualmente y podría conllevar una penalización a la empresa de seguridad.

Las adjudicatarias deberán subrogar a todo el personal que presta servicio en Metro y facturarán a la compañía "por el total del servicio los cuatro años de concurso" y no en función de las horas de vigilancia prestadas.

El precio máximo de licitación para el nuevo contrato es de 48 millones de euros, dos millones menos que el actual y a los que hay que sumar otros cinco millones de euros de varios contratos de seguridad.