UGT describe un “panorama desolador” en Madrid en el ecuador de la legislatura

UGT describe un “panorama desolador” en Madrid en el ecuador de la legislatura

La UGT de Madrid ha descrito un "panorama desolador" en la Comunidad desde que un día como hoy hace dos años el PP regional revalidara su triunfo en las urnas y permitiera cumplir "el sueño dorado" de muchos empresarios: despedir, reducir salarios, alargar jornadas y sustituir a los trabajadores más caros.

El secretario general del sindicato, José Ricardo Martínez, ha hecho balance de la gestión del Gobierno Regional en el ecuador de una legislatura marcada por la recesión económica y 682.000 trabajadores apuntados al paro.

"La destrucción de Empleo comenzó con la crisis económica y se agudizó con la puesta en marcha de medidas de ajuste por parte de las distintas administraciones que parecían competir en quién recortaba más y más rápido", ha dicho Martínez.

A su juicio, los últimos 24 meses en la región se han sucedido sin políticas de estímulo y crecimiento, con multitud de cierres de pequeñas empresas, ERE en grandes compañías y miles de trabajadores que no encuentran trabajo, que ven cómo la crisis económica se alarga en el tiempo y que agotan sus prestaciones por desempleo.

"Un panorama desolador", ha sentenciado el líder ugetista que ataca a la última reforma laboral aprobada por el PP por haber permitido "descausalizar" el despido y hacer realidad "el sueño dorado de muchos empresarios: despedir, reducir salarios, alargar jornadas y sustituir a los trabajadores más caros".

Martínez no se olvida de la industria madrileña y la "asignatura abandonada" en que se ha convertido para el Gobierno regional; ni de las empresas que, "asfixiadas" por el retraso en los pagos, se han visto abocadas al cierre; ni del desmantelamiento de los servicios públicos.

También recuerda la desaparición del Servicio Regional de Empleo y la eliminación del Observatorio Regional del Empleo y la Formación (OREF), "instrumentos más que necesarios siempre, pero ahora más que nunca", y extiende las "ansias privatizadoras" del Gobierno regional por la sanidad, la educación, los servicios sociales, la dependencia, los suministros de agua (Canal de Isabel II), los transportes (Metro y EMT) y la radiotelevisión (Telemadrid).

José Ricardo Martínez asegura que en estos dos años "por el camino equivocado" la UGT de Madrid ha sido "un obstáculo" y advierte de que lo seguirá siendo porque su "prioridad absoluta" es y será la defensa de los trabajadores, del empleo y de unos servicios públicos que garanticen "una vida mejor para la mayoría social y para las generaciones futuras".