Los sindicatos se resisten a reconocer su fracaso en el Primero de Mayo

Los sindicatos se resisten a reconocer su fracaso en el Primero de Mayo

José Ricardo Martínez ha rechazado este jueves entrar en una "guerra de cifras" sobre la participación en la manifestación del 1 de mayo, Día del Trabajo, y ha defendido que "la gente tiene derecho a irse al pueblo, a no salir a la calle y a demostrar su decepción saliendo o no saliendo".

"No voy a hacer ninguna guerra de cifras, como no voy a aludir a la pérdida de la mayoría del PP de manera tan clamorosa o al aumento de los partidos de IU de manera tan abrumadora", ha afirmado en alusión a la encuesta que publica el diario 'El País' sobre intención de voto en la Comunidad de Madrid.

Para José Ricardo Martínez, las cifras "son del momento, del día y no significan demasiado, son cifras de coyuntura". No obstante, ha dicho que "desgraciadamente" puede garantizar que existe un "sentimiento de movilización absolutamente instalado y no porque los sindicatos lo instemos o lo provoquemos, sino porque hay muchísimo desempleo, angustia, necesidad y gente que grita que quiere vivir".

Martínez, que ha asistido a la recepción oficial del Día de la Comunidad de Madrid, ha sostenido que el 1 de mayo de este año ha sido "muy reivindicativo, muy clamoroso, con más de 80 manifestaciones y mucha gente en la calle".

El secretario general de UGT en Madrid también ha dicho que España está en un momento en el que "se desmorona la política" y en el que es "insoportable" la cifra de más de seis millones de parados. Además, ha replicado a la presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, que si los jóvenes españoles se van al extranjero a trabajar debería ser una "decisión fruto de la libertad, no de la necesidad".

Por su parte, el líder de CCOO de Madrid, Jaime Cedrún, ha llamado la atención sobre la "necesidad de ser generosos y hacer frente a la situación de emergencia económica, política y social que tiene el país".

A su juicio, "ayer, a pesar del puente, se demostró que hay un clamor de la ciudadanía contra las políticas que se están realizando", por lo que "los gobiernos tienen que tomar buena nota y empezar a cambiar".

Según Jaime Cedrún, eso significa que deben "hacer un llamamiento a toda la sociedad y todas las organizaciones" en favor de un "compromiso histórico" para salir de la crisis y ha apuntado que hoy es un "buen momento para reivindicar eso también en Madrid".