El Ayuntamiento incorpora un 25% de alegaciones a la ordenanza de movilidad - MADRID ACTUAL

El Ayuntamiento incorpora un 25% de alegaciones a la ordenanza de movilidad

El Ayuntamiento incorpora un 25% de alegaciones a la ordenanza de movilidad
Compartir en whatsapp


La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid ha aprobado la ordenanza de movilidad sostenible, tras incorporar 267 de las 1.057 alegaciones que se han presentado en el periodo de información pública, lo que supone un 25 por ciento del total.

Elaborado por el Área de Medio Ambiente y Movilidad, el nuevo texto está orientado a mejorar seguridad vial, aumentar la protección de colectivos, como las personas con movilidad reducida, favorecer el transporte público frente al privado y potenciar la movilidad peatonal y ciclista.

La nueva ordenanza, que tendrá que ser ratificada por el Pleno Municipal, limita a 30 kilómetros por hora la velocidad de circulación en las calles de un solo carril por sentido y fija además de la creación de la Zona de Bajas Emisiones "Madrid Central" y los criterios de acceso a la misma, según el servicio a prestar en la zona y el distintivo ambiental del vehículo.

Entre las novedades incluidas en el texto, tras el estudio de las alegaciones, figura la posibilidad de limitar también a 30 kilómetros por hora la velocidad en ciertas vías con más de un carril de circulación, siempre que un análisis de seguridad vial de la zona así lo determine, así como la limitación a 20 kilómetros por hora de aquellas vías donde peatones y vehículos compartan una plataforma única de calzada y acera.

También se crea la posibilidad de declarar "zonas de prioridad peatonal", donde quedará prohibido el estacionamiento de motos en las aceras.

Este texto regula también el uso de los patines, patinetes y monopatines que podrán circular por carriles bici y ciclocalles y por las aceras solo a velocidad de peatón.

Motos, ciclomotores, bicicletas, patinetes eléctricos y 'segways' tendrán que aparcar en las zonas reservadas a estos vehículos y podrán estacionar en las aceras siempre que dejen más de tres metros de ancho libre.

A las bicicletas se les permitirá circular en sentido contrario en las ciclocalles y en las calles residenciales (las que limitan la velocidad a 20 kilómetros por hora), así como girar a la derecha con el semáforo en rojo.

La movilidad compartida se regula por primera vez, de manera que el Ayuntamiento podrá adoptar medidas para equilibrar territorialmente estos servicios y limitar el número de vehículos en el espacio público por motivos de seguridad.

En el caso de los sistemas de bicicleta compartida, ligados a una actividad de explotación económica, no podrán ocupar más del 50 por ciento de las plazas existentes en una reserva de estacionamiento.

Para su implantación, necesitarán autorización que se concederá a través de concurso y tendrán que cumplir las condiciones de seguridad, estar homologados, tener mantenimiento y contar con seguros, entre otros requisitos.

El Gobierno de Manuela Carmena establece un tipo de aparcamiento regulado distinto al Servicio de Estacionamiento Regulado (SER), aplicable en barrios cercanos a la almendra central o con alta intensidad de estacionamiento.

Se trata de las Zonas de Aparcamiento Vecinal (ZAV), donde se reservará espacio de estacionamiento para los residentes y se limitará a un máximo de dos horas el tiempo de aparcamiento máximo para los visitantes.

Por otra parte, los hospitales y otros centros sanitarios podrán solicitar que se permita el aparcamiento en el SER a los pacientes y acompañantes en períodos más extendidos.

 

¿Recibes ya nuestro boletín?