Fuenlabrada inicia la implantación del quinto contenedor para la recogida selectiva de biorresiduos - MADRID ACTUAL

Fuenlabrada inicia la implantación del quinto contenedor para la recogida selectiva de biorresiduos

Fuenlabrada inicia la implantación del quinto contenedor para la recogida selectiva de biorresiduos
Compartir en whatsapp


La iniciativa permitirá en un primer momento un ahorro a las arcas municipales de alrededor de 130.000 euros al año en tasas de vertedero, si bien esta cantidad se verá incrementada en el futuro.

Además, supondrá un importante beneficio medioambiental tanto por la eliminación de emisiones de gases de efecto invernadero como por la reducción de los vertederos gracias a la reutilización de los residuos orgánicos para elaborar compost.

El objetivo del Consistorio de Fuenlabrada, una vez concluya el proyecto, es recoger 10.000 toneladas al año de residuos orgánicos a través de este nuevo contenedor que se instalará en las islas ecológicas. En total, se distribuirán 880 contenedores por toda la ciudad.

“En la actualidad estamos familiarizados con cuatro contenedores: verde para el vidrio; amarillo para los envases de plástico y metal; azul para papel y cartón; y un cuarto, normalmente gris para los residuos caseros que no se reciclan”, ha explicado el concejal de Parques y Jardines, Limpieza Urbana y Recogida de Residuos, Antonio González Moldes.

Ahora, se implantará un quinto contenedor, en el que se depositarán todos los residuos orgánicos con el objetivo de que puedan reutilizarse para hacer compost.

“Nos sumamos a una apuesta por la Economía circular, ya que vamos reutilizar una importante cantidad de residuos que además ya no estarán llenando los vertederos”, ha recalcado el alcalde, Javier Ayala. Además de los beneficios medioambientales, el Consistorio ahorrará cientos de miles de euros a los ciudadanos.

Actualmente, ya se realiza la recogida de residuos orgánicos en parques y jardines de mantenimiento público y, poco a poco, se ampliará a residuos procedentes de jardines mantenidos por las comunidades, mercados y galerías y, por último, a los biorresiduos de origen domiciliario.

En el presupuesto de 2018 ya se contemplan 700.000 euros para la compra de un compostador mecánico con capacidad de tratamiento de 500 toneladas al año y un camión, así como para la instalación de una primera fase de contenedores.

“Para la recogida de origen domiciliario, comenzaremos con ciudadanos voluntarios a los que se entregará una tarjeta magnética para abrir los contenedores y depositar los residuos”, ha añadido González Moldes.

El destino de los residuos será la Planta de Selección y Clasificación de Residuos de Fuenlabrada, que tiene capacidad para tratar casi 20.000 toneladas al año, lo que permitirá además atender los residuos de otros municipios.

Declaraciones de Antonio Gonzalez Moldes

¿Recibes ya nuestro boletín?