El Ayuntamiento de Madrid busca alcanzar la autosuficiencia energética en 2030 - MADRID ACTUAL

El Ayuntamiento de Madrid busca alcanzar la autosuficiencia energética en 2030

Archivado en:
El Ayuntamiento de Madrid busca alcanzar la autosuficiencia energética en 2030
Compartir en whatsapp
Archivado en:


El Ayuntamiento de Madrid espera alcanzar la autosuficiencia energética del parque inmobiliario municipal en 2030, con inversiones de entre 23 y 38 millones anuales en energías renovables, que además frenarán las emisiones de CO2 y mejorarán la calidad del aire.

"Hemos pasado de 5 instalaciones fotovoltaicas en 2015 a 88 instaladas o en ejecución este año" en las azoteas de edificios municipales, según la delegada de Medio Ambiente Inés Sabanés que ha querido "mandar una clara señal a la ciudadanía y al sector energético sobre nuestra convicción y apuesta por las energías limpias".

Desde el Ayuntamiento "queremos avanzar hacia un papel mucho más activo y protagonista como consumidor y también como productor de energía de la ciudad", ha dicho Sabanés junto al delegado de Hacienda, Jorge García Castaño, en la presentación del informe elaborado por técnicos municipales junto con la Fundación Renovables.

La Hoja de Ruta Madrid 2030 de Autoconsumo y Sostenibilidad energética prevé "reducir en un 50% la demanda de energía y sustituir progresivamente el uso de combustibles fósiles", cambiando las calderas de gasóleo e instalando paneles fotovoltaicos en 900 azoteas de edificios municipales.

El plan para cambiar el modelo energético debe ser "asumible por otros gobiernos" municipales, ya que requiere actuar a medio y largo plazo, en cumplimiento de la normativa de la UE y del protocolo contra el cambio climático, según Sabanés.

"Queremos alcanzar en 2030 un escenario de cero emisiones en el abastecimiento de edificios municipales", mediante dos ejes: bajar la demanda mediante una mayor eficiencia, y produciendo y autoconsumiendo energía limpia, según Sabanés para quien el nuevo gobierno va a "facilitar las regulaciones mínimas necesarias" a través del Ministerio de Transición del modelo energético.

La UE aumentó el mes pasado el objetivo de las renovables hasta el 32% en 2030 y España se plantea incluso ir más allá, a través del nuevo ministerio, ha añadido.

Según García Castaño, 28 instalaciones fotovoltaicas están finalizadas o en ejecución; otros 21 están previstas; 22 que ejecutarán los propios distritos y 17 nuevos edificios que se construirán ya con paneles solares, lo que sumará 88 espacios este año, con "un 30% de ahorro económico en la energía".

Además de reducir la factura de la luz un 21% desde 2014, el Ayuntamiento ha reducido a la mitad el gasto en gasóleo y acabará en 2019 con las 18 calderas de ese tipo que aún hay en instalaciones municipales.

Todas las inversiones, sumando el cambio de calderas, de luminarias, de combustible en las flotas y en la EMT, entre otros, llegarán a los 250 millones de euros en inversiones financieramente sostenibles, añadió.

A ello se sumarán incentivos fiscales para familias y empresas para rehabilitación energética, según García Castaño, y las nuevas ordenanzas fiscales que Ahora Madrid empezará a negociar en breve con el PSOE "traerán novedades en cuanto a fiscalidad ecológica".

El nuevo contrato de energía eléctrica, en vigor desde ayer, garantiza que las suministradoras tengan la máxima etiqueta en energías limpias, y se dividió en lotes que permitió mayor acceso a Pymes, lo que supone "un mensaje también al sector empresarial", agregó.

Según la Fundación Renovables, la inversión anual de entre 23 y 38 millones de euros requerida para cambiar el modelo "es claramente amortizable", ya que el coste anual de la factura energética es de 33 millones anuales en edificios municipales.

 

¿Recibes ya nuestro boletín?