Kamikaze, la compañía de Del Arco, dejará el Teatro Pavón tras la temporada 2018/19 - MADRID ACTUAL

Kamikaze, la compañía de Del Arco, dejará el Teatro Pavón tras la temporada 2018/19

Archivado en:
Kamikaze, la compañía de Del Arco, dejará el Teatro Pavón tras la temporada 2018/19
Compartir en whatsapp
Archivado en:


La compañía de Miguel del Arco, Kamikaze Producciones, ha decidido que esta temporada será la tercera y última que gestionarán en el Teatro Pavón porque no están "dispuestos a seguir invirtiendo en un espacio cuyos propietarios no tienen el más mínimo compromiso con las artes escénicas".

Así lo han manifestado los artífices de esta compañía, el actor Israel Elejalde, el director Miguel del Arco y los productores Aitor Tejada y Jordi Buxó, tras la presentación de la temporada 2018/19, que estará protagonizada, entre otros, por dramaturgias de Jan Fabre, Pascal Rambert, Àlex Rigola, Sílvia Munt y Jordi Casanovas.

"Este es un teatro privado con una clarísima vocación de servicio público (...) No queremos ser como los demás teatros privados en general, que estrenan una obra y la pueden mantener todo el año si tienen éxito. Ese no es nuestro proyecto", ha expresado Del Arco momentos antes de reconocer que se trata de un modelo que "no es sostenible" ya que ellos producen 20 obras al año.

Y no lo es porque, según han detallado, desde que se hicieron cargo del Teatro Pavón -en agosto de 2016- pagan anualmente 360.000 euros de alquiler por un teatro "sin dotación técnica alguna, con 'microcortes' de luz tan prolongados que a veces han obligado a parar la función y goteras. Y la comunicación con los propietarios es poco menos que imposible".

"Pero la responsabilidad es nuestra y nosotros decidimos que hasta aquí hemos llegado. Sabíamos que nos íbamos a estrellar, pero somos kamikazes", según palabras de Del Arco, quien ha confesado que quieren hacer "las cosas de otra manera" para lo que han pedido "un espacio (público)" para poder crear un Madrid un lugar para la "escena contemporánea".

"No queremos seguir luchando contra corriente y la idea es encontrar otro lugar entre la cantidad de espacios cerrados e infrautilizados que hay en esta ciudad para volver a darle vida, un espacio de titularidad publica o privada siempre que tenga un alquiler apropiado", han precisado.

Además, las "4 patas" del Kamikaze han recalcado que tanto el Inaem como el Ayuntamiento de Madrid conocen su proyecto y lo apoyan pero son "palabras, palabras y palabras" y han destacado que la aportación que hace la Comunidad de Madrid es de 150.000 euros, "ni la mitad del alquiler", de los cuales solo han recibido 70.000 euros.

Con todo, afirman, "no hay dramas ni tristezas" porque siguen creyendo en lo que hacen, "un proyecto probado, en marcha y con prestigio", y trabajarán para constituir una fundación, "dispuestos a seguir arriesgando" su "pasta".

El Teatro Pavón fue sede de la Compañía Nacional de Teatro Clásico (CNTC) durante los 13 años que duraron las obras del Teatro de la Comedia hasta 2015 y por cuyo alquiler, han matizado, los dueños recibieron 5,6 millones de euros. "Al menos en esa época podían haber invertido en solucionar el deterioro en el que está", han asegurado.

José Maya y Amaya Curieses, entonces directores y actores de Zampanó Teatro, compraron en 1999 por algo menos de 200 millones de pesetas el Pavón, que rehabilitaron en 2001/2002 y alquilaron a la CNTC a continuación.

La temporada 2018/19, que se inaugura con "Un enemigo del pueblo" de Ibsen, en versión y dirección de Àlex Rigola, contará con el creador belga Jan Fabre, que en un gesto de "amor", visitará el Pavón con el solo de danza "The Generosity Of Dorcas"; además, el francés Pascal Rambert estrenará "Hermanas", un texto inédito escrito para Irene Escolar y Bárbara Lennie.

Por su parte, Sílvia Munt dirigirá dos obras, "El precio", de Arthur Miller, con Gonzalo de Castro y Tristán Ulloa, y "Las chicas de Mossbank Road", de Amelia Bullmore, con Clara Segura, Cristina Genebat y Marta Marco.

¿Recibes ya nuestro boletín?