Garrido pide "contundencia" a Sánchez contra quienes quieren dividir España - MADRID ACTUAL

Garrido pide "contundencia" a Sánchez contra quienes quieren dividir España

Archivado en:
Garrido pide "contundencia" a Sánchez contra quienes quieren dividir España
Compartir en whatsapp
Archivado en:


El presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, ha pedido al jefe del Gobierno, Pedro Sánchez, que sea "más contundente" contra el nacionalismo, que "marque la Constitución como única senda" y no busque "arreglos bilaterales" en materia de financiación autonómica.

En un desayuno informativo organizado por Europa Press, Garrido ha afirmado que el PSOE debe dejar atrás "la falta de contundencia" para hacer frente al presidente de la Generalitat, Quim Torra, y aquellos que "quieren dividir España".

El presidente madrileño ha criticado el comportamiento de Torra con el Rey Felipe VI durante la ceremonia de inauguración de los Juegos Mediterráneos y ha expresado su "más rotundo" apoyo a la monarquía.

Garrido ha asegurado que Sánchez debería tomar la misma posición porque sería "inadmisible" que el Gobierno no haga "cuanto está en su mano" para atajar cualquier intento "desestabilizar" de las instituciones.

El presidente madrileño también ha arremetido contra el Gobierno socialista por su "actitud de brazos caídos" ante acordar un modelo de financiación entre el Gobierno y las comunidades autónomas pero sí propone una "serie de arreglos bilaterales que recuerdan sospechosamente a lo que el Gobierno socialista ya hizo en 2009".

Una decisión que para Garrido demuestra que Sánchez "esta más pendiente de satisfacer las demandas de quienes quieren dividir España que de los que trabajamos para mantenerla unida".

Ha asegurado que los presientes autonómicos se quejan de la actitud de Sánchez y defienden que España no puede renunciar durante dos años a negociar el modelo de financiación".

También ha expresado su incertidumbre ante la capacidad de Gobierno socialista, porque "todavía no ha expuesto un programa político definido, lo que demuestra una total falta de transparencia"

Garrido, quien lleva mes y medio al frente del Gobierno de la región, tras la dimisión de Cristina Cifuentes por el Caso Master, también ha criticado a Ciudadanos a pesar de que contó su apoyo para ser elegido presidente, porque "se dedica a acariciar a los socialistas todo el rato".

Asimismo, ha asegurado que la "única" estrategia que está siguiendo Ciudadanos es "erosionar" al PP, pero ha mostrado su desconfianza en la formación naranja: "Porque apostar por Ciudadanos es no saber a qué se apuesta".

En cuanto al proceso de primarias que está llevando a cabo el PP para la dirección del partido, Garrido ha insistido en que hay "muchas personas preparadas" para presidir el partido, al igual que el próximo Gobierno de España.

Para Garrido, quien debe dirigir el partido debe contar con tres características: "Experiencia en el Gobierno, respeto y que haya ganado elecciones".

El presidente de la Comunidad de Madrid se ha mostrado decidido a dar su apoyo a María Dolores de Cospedal porque "es un militante más" y puede "apostar por quien crea más conveniente", aunque ha añadido que gane quien gane, "deberá contar con todos".

"Creo que gane quien gane, deberá contar con todos, porque el Partido Popular no puede prescindir de nadie", ha insistido Garrrido.

Ha abogado por la "regeneración institucional" en la que los partidos deben estar en "permanente escucha con la sociedad" e ir adaptándose a sus necesidades, algo que está en el "ADN del Partido Popular", ha aseverado Garrido.

Respecto a las declaraciones que hizo ayer el expresidente José María Aznar, quien abogó por reconstruir el espacio de centroderecha en el PP, Garrido ha dicho que respeta todas las propuestas pero ha señalado que el PP es un partido "de centro reformista", que busca ganarse al electorado de centro "moderado".

Y más allá de nombres o ideología, Garrido ha defendido también que los partidos en general deben avanzar hacia una "regeneración institucional" que les vuelva a legitimar a los ojos de la sociedad, con medidas como limitar los mandatos de los presidentes o consejeros, la supresión de los aforamientos o un régimen más estricto de las llamadas 'puertas giratorias'.

Además, Garrido no ha querido analizar la comparecencia de mañana de su antecesora Cristina Cifuentes ante la juez que investiga su máster, y se ha limitado a decir que al no ser ya una persona política, sino una ciudadana como otro, elige "las mejores fórmulas de representación procesal y para su defensa".

Al margen de la declaración de la expresidenta, Garrido se ha mostrado convencido de que en el PP nadie maneja dossieres con información negativa hacia otros miembros del partido y ha dicho que, si existe alguno, "no sería de compañeros del PP".

 

¿Recibes ya nuestro boletín?