La Cámara de Comercio de Madrid perdió 2,7 millones en 2017 pese al balance positivo - MADRID ACTUAL

La Cámara de Comercio de Madrid perdió 2,7 millones en 2017 pese al balance positivo

La Cámara de Comercio de Madrid perdió 2,7 millones en 2017 pese al balance positivo
Compartir en whatsapp


El presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Madrid, Ángel Asensio, ha desvelado que la institución "desgraciadamente a día de hoy sigue en pérdidas", unos "2,7 millones de euros ó 3" en 2017, pese al "balance positivo" del ejercicio pasado.

"Nuestra misión ahora en los próximos cuatro años es que ese resultado negativo se convierta en positivo cuanto antes", ha asegurado Asensio en una entrevista concedida cuando se cumplen dos meses desde su elección como presidente de la institución, el pasado 24 de mayo.

La Cámara de Comercio cerró el 2017 en positivo con 26.926,22 euros, una cifra que contrasta con la de 2016, cuando la institución cerró con 976.460 euros de pérdidas y 2015, con 5,9 millones.

Ha atribuido el resultado de 2017 a "extraordinarios", porque la realidad es que "a día de hoy" la diferencia entre gastos e ingresos "recurrentes" aún es negativa, una situación que intentará revertir, haciendo "todo lo posible" para aumentar la facturación.

El objetivo es "llegar más" a las empresas, "incrementar los servicios y fidelizarlos", con el fin de poder seguir manteniendo la estructura de personal así como las infraestructuras.

Asensio, que durante 16 años ha estado en el pleno de la Cámara y que proviene del sector textil, ha recordado la "debacle" que supuso la desaparición del recurso cameral en 2011, que provocó que a partir del 2013 los ingresos cayeran en un 80 %, lo que obligó a "reestructurar" la institución, por ejemplo, reduciendo la plantilla de 360 empleados a los 167 actuales.

El no tener recursos garantizados provocó además que la institución tuviera que "salir a la calle a buscarse las habichuelas como cualquier otra empresa", pero "complementando no compitiendo", ha matizado.

Ahora, se ha producido un "cambio de ciclo" y la institución ha pasado de una "actitud defensiva", de reestructuración, a una "proactiva", la de "buscar ingresos y desarrollar el potencial que tiene".

Para ello, se ha nombrado recientemente al nuevo director gerente de la Cámara, Alfonso Calderón, en sustitución de Carlos Prieto, quién estuvo 12 años en la institución.

Tras dejar bien claro que no entra en cuestiones políticas, sí se ha referido al nuevo gobierno de Pedro Sánchez, al que pide que "dé estabilidad" a las empresas, teniendo en cuenta la "crisis larga y profunda" que el país ha atravesado y que afectó a "todos", empresarios y empleados".

Una vez superada, ha invitado "a los políticos a que animen a los españoles al consumo doméstico nacional", teniendo en cuenta que "el 55 por ciento del PIB nacional depende del consumo doméstico, algo que, a su juicio, "hay que proteger al máximo".

De acuerdo con esta premisa, ha rechazado una posible subida de tasas puesto que "todo lo que sea subir impuestos es retirar dinero del bolsillo de las empresas y ciudadanos y va contra el consumo; que es lo que puede estimular la Economía española, generar Empleo e impuestos como el IVA".

Ahora, el "siguiente salto en España debe ser la pyme", que acapara "más del 70 % del tejido empresarial" y que hay que "volver a apoyar y defender, para que se mantenga".

"No solo se debe apostar por las startup (empresas emergentes), por lo nuevo, sino que también hay que apoyar a las tradicionales para que puedan crecer y se vayan renovando".

A su juicio, una de las asignaturas pendientes de las pymes es el tamaño medio, que tiene que aumentar y, para ello, ha dado una posible solución de futuro: "fusiones o adquisiciones".

Sobre el independentismo en Cataluña, ha firmado que lo que acaece no se compadece con el "perfil del catalán de toda la vida, que se preocupaba más de la estabilidad, tranquilidad de trabajo y negocio que de todas estas cosas".

Con respecto a la emigración prefiere que se pronuncie la Confederación Empresarial de Madrid (CEIM), que es el "lobby que representa y defiende los intereses de los empresarios de Madrid", aunque considera que "todo tiene que tener una regulación", sin entrar en más detalles.

Sobre la elección del nuevo presidente de la CEOE, en sustitución de Juan Rosell, ha afirmado que apoyarán al candidato que apoye CEIM.

 

¿Recibes ya nuestro boletín?