Educación defiende el adelanto de exámenes y pide dos años para evaluar los resultados - MADRID ACTUAL

Educación defiende el adelanto de exámenes y pide dos años para evaluar los resultados

Educación defiende el adelanto de exámenes y pide dos años para evaluar los resultados
Compartir en whatsapp


El consejero de Educación, Rafael van Grieken, ha defendido hoy el calendario escolar, que este curso adelanta los exámenes de septiembre a junio, por primera vez en región, y considera que se necesitan "dos años" para evaluar las consecuencias del nuevo sistema que ya aplican otras CCAA.

Así lo ha manifestado Van Grieken después de que la FAPA Giner de los Ríos pidiera ayer la retirada del calendario para el próximo curso, al considerar que está causando problemas de organización en los centros además de aumentar el absentismo de los alumnos que han aprobado todo.

El nuevo calendario escolar, que la Comunidad de Madrid estrena este curso 2017-2018, traslada a finales de junio la convocatoria extraordinaria de exámenes de Secundaria, Bachillerato y FP que antes se celebraban en septiembre.

Van Grieken ha explicado que el nuevo calendario fue debatido con toda la comunidad educativa, en el seno del Consejo Escolar durante mucho tiempo, "más de un año", y que su departamento adquirió el compromiso de "hacer transcurrir dos cursos escolares y hacer una evaluación" de cómo había funcionado.

"Como todo proceso de cambio, necesita su ajuste que vendrá dado. Hay centros que lo están haciendo impecablemente, a otros les está costando más adaptarse a este nuevo calendario", ha dicho tras dar a conocer hoy un informe sobre el Programa de Enseñanza Bilingüe en la región que presentará mañana en la Asamblea de Madrid.

A su juicio, el cambio de calendario "es una oportunidad desde múltiples puntos de vista; es una apuesta por la evaluación continua, por la conciliación familiar, por la mejor organización. En definitiva una apuesta por la mejor igualdad de oportunidades".

Según el consejero, lo que se necesita es "una pausa para hacer una evaluación".

La Consejería "ha dado una serie de orientaciones a los centros, que están teniendo actividades con los alumnos, tanto los que necesitan recuperar alguna asignatura como los que han obtenido una buena calificación" y han aprobado todas las asignaturas.

Los alumnos "tienen la obligación de estar en el centro hasta el 22 de junio, porque tienen que cumplir con al menos 175 días lectivos", según las instrucciones que se han dado en más de 800 colegios públicos y 1.500 centros concertados.

A su juicio, problemas puntuales con una medida de cambio "es normal que haya alguno", pero está "absolutamente convencido de que es para el bien de la educación madrileña".

De ahí que pida "la pausa y la cautela que necesita cualquier medida en el entorno educativo". Es un cambio "pensado, discutido y hablado con la comunidad educativa", ha concluido.

 

¿Recibes ya nuestro boletín?