La Comunidad no abrió un expediente al colegio de Getafe al no ver trato degradante - MADRID ACTUAL

La Comunidad no abrió un expediente al colegio de Getafe al no ver trato degradante

La Comunidad no abrió un expediente al colegio de Getafe al no ver trato degradante
Compartir en whatsapp


El consejero de Eduación, Rafael van Grieken, ha subrayado que la Comunidad de Madrid no abrió un expediente a los profesionales del colegio de educación especial Santiago Ramón y Cajal de Getafe porque "no se desprenden hechos que puedan ser constitutivos de responsabilidad disciplinaria".

Así lo ha explicado Van Grieken en la sesión de control del Pleno de la Asamblea, en respuesta a la diputada socialista Mónica Silvana González, sobre las medidas que tiene previsto tomar el Gobierno Regional tras los hechos denunciados por posible hostigamiento y acoso a alumnos del centro educativo.

Van Grieken, que ha rechazado hacer "juicios paralelos", ha recalcado que la situación en el colegio es de "normalidad" y el equipo directivo cuenta con el respaldo de su consejo escolar, de su claustro, del AMPA y la comunidad educativa en general.

La diputada socialista ha hecho un relato de los supuestos malos tratos a Eduardo, un menor con autismo cuyos padres denunciaron vejaciones y el trato degradante de profesores y auxiliares hacia él, tras escuchar las grabaciones que un micrófono oculto entre la ropa recogió durante cuatro días.

El Juzgado de primera instancia e instrucción número 1 de Getafe ha abierto una investigación tras la denuncia presentada el 10 de enero por la familia, y se han incoado diligencias previas en las que han declarado como investigados (imputados) tres personas.

Al caso de Eduardo, se sumaron las denuncias por supuestos malos tratos de las familias de otros dos menores del centro.

Según el consejero, las afirmaciones de la diputada socialista están basadas en "visiones parciales" con el objetivo de sacar "beneficio político".

"Mi obligación se resume en proteger el interés superior de los menores", ha dicho Van Grieken, que ha remarcado que la Consejería ha colaborado con la Justicia aportado toda la documentación necesaria y evitando "intromisiones".

Asismismo, ha indicado que han dado apoyo a las familias, escuchándolas y garantizándolas su libertad a poder cambiar de centro, como han hecho dos de las familias denunciantes.

Por otro lado, ha solicitado la confianza en los 1.700 profesionales de los centros de educación especial, que atienden a los alumnos con vocación y profesionalidad, así como del trabajo de los funcionarios que han tomado medidas "a tenor de la investigación reservada abierta por la inspección educativa".

La diputada socialista ha declarado que "desde el primer momento" los padres y madres de los alumnos del centro "por carecer de la formación específica para niños con discapacidad".

González ha afeado al consejero que nadie de la Consejería se haya reunido con los padres, que "piden voz" para cambiar el modelo en estos colegios.

"No quieren ser especiales, quieren ser iguales", ha apostillado.

En esta línea, ha citado algunos de los requerimientos de los padres de los alumnos de los centros de educación especial, como que no existan "salas blancas", que instalen cámaras de vigilancia o que la ley les proteja ante alguna "mala praxis".

Por otro lado, ha criticado que Ciudadanos (Cs) haya retirado del Pleno una pregunta sobre la situación del colegio, después de que votar la continuidad de las políticas del PP en la sesión de investidura a Ángel Garrido como presidente de la Comunidad de Madrid, tras la dimisión de Cristina Cifuentes.

Desde el PSOE-M apuestan por la educación inclusiva en lugar de la segregación en las aulas, sin escuchar las reivindicaciones de las asociaciones.

 

¿Recibes ya nuestro boletín?