Demolerán la casa de Vallecas que fotografió Robert Capa en la Guerra Civil - MADRID ACTUAL

Demolerán la casa de Vallecas que fotografió Robert Capa en la Guerra Civil

Demolerán la casa de Vallecas que fotografió Robert Capa en la Guerra Civil
Compartir en whatsapp


El dueño de la casa de la calle Peironcely 10, donde el fotógrafo Robert Capa fotografió en 1936 la dureza de la Guerra Civil en Vallecas, derribará el edificio en dos meses, pese a que el Ayuntamiento se comprometió a incluirlo en el Catálogo de Bienes y Elementos Protegidos.

Su fachada de ladrillo ya ha perdido las características marcas de metralla. El propietario, el empresario Luis Santiago Barrena Iturbe, ha tapado con yeso las huellas de los disparos de las paredes y ya ha comunicado a los inquilinos que a finales de octubre comenzará la demolición parcial del inmueble, según ha denunciado la plataforma Salva Peironcely 10 en un comunicado.

Allí viven, en pisos de entre 17 y 34 metros cuadrados, 21 adultos y 13 niños a quienes se les ha negado una prórroga del contrato de alquiler.

El pasado martes el propietario mayoritario del edificio- de 14 de las 15 viviendas- visitó a los inquilinos uno a uno para notificarles su intención de derribarlo en el plazo de dos meses.

La plataforma recalca que los vecinos han estado pagando entre 350 y 400 euros por el alquiler de unos pisos de 20 a 30 metros cuadrados, "cuyo mantenimiento y salubridad pone en riesgo la vida de los más pequeños".

El pasado mes de julio el Pleno del Ayuntamiento se comprometió a incluir la casa en el Catálogo de Bienes y Elementos Protegidos para convertirla en un "símbolo" de la memoria de España, a propuesta del grupo socialista.

Madrid fue durante la Guerra Civil (1936-1939) la primera capital donde la población fue bombardeada de forma continua, con ataques dirigidos a grandes masas de población obrera que residían en Tetúan y Vallecas, distritos hoy integrados en la ciudad y entonces localidades periféricas.

La plataforma Salva Peironcely 10 comenzó una campaña para intentar proteger la vivienda del barrio de Entrevías por una fotografía que Robert Capa hizo del edificio, en la que aparecían unos niños jugando en medio de la devastación.

Una investigación del fotógrafo José Latova y de Alberto Martín Escudero averiguó en 2010 que el inmueble fotografiado por Endre Erno Friedmann seguía en pie en Entrevías, con un aspecto muy similar al de entonces.

La Dirección General de Patrimonio rechazó catalogar la casa como Bien de Interés Patrimonial por ser una "infravivienda", ya que es una casa parcelada en pisos de escasos metros cuadrados en los que los inquilinos viven en condiciones muy precarias.

Además, señaló que la fotografía de Capa fue "realizada con figurantes llevados ex profeso a un lugar de la ciudad en aquellos momentos militarizado, sin población civil".

 

¿Recibes ya nuestro boletín?