La oposición de la Asamblea denuncia la compra irregular de Inassa por Canal de Isabel II - MADRID ACTUAL

La oposición de la Asamblea denuncia la compra irregular de Inassa por Canal de Isabel II

La oposición de la Asamblea denuncia la compra irregular de Inassa por Canal de Isabel II
Compartir en whatsapp


La oposición en la Asamblea de Madrid ha denunciado irregularidades en la compra en 2001 de la empresa Inassa, por parte de Canal de Isabel II, una operación en la que se pudieron esquilmar al menos 50 millones de euros a las arcas de la Comunidad de Madrid.

Se trata de una ampliación de la denuncia que ya presentaron en marzo Ciudadanos, Podemos y el PSOE sobre el Canal de Isabel II y la adquisición en 2013 de la firma brasileña Emissao Engenharia e Construçoes, y que, en este caso, alude a la compra "con sobreprecio", años antes, de Inassa, la filial latinoamericana de Canal a través de su empresa Canal Gestión.

Los portavoces de la Comisión de Estudio de la Deuda en la Asamblea, Mercedes Gallizo, del PSOE; Eduardo Gutiérrez, de Podemos, y Juan Rubio, de Ciudadanos, han explicado que la adquisición de Emissao puede convertirse en "algo anecdótico" frente a las circunstancias irregulares de la compra de la firma Interamericana de Aguas y Servicios (Inassa).

Esta empresa fue adquirida por Canal Extensia, constituida en 2001 y presidida entonces por el actual responsable de la Cámara de Cuentas de Madrid, Arturo Canalda.

Según los denunciantes, "los hechos de la adquisición de Inassa fueron muy parecidos al montaje que más tarde se haría para adquirir Emissao".

Inassa fue constituida en 1996 entre Aguas de Barcelona, con una participación del 51%, y los inversionistas colombianos Enrique Gerlein, Luis Niccolella y Nelson Polo Carbonell -titulares de la firma sociedad Latina de Aguas (Slasa)-, con el 49%.

La ampliación de la denuncia cuenta con testimonios del despacho de abogados Algorta y Asociados, de Montevideo, cuyos directivos han colaborado para "aclarar las circunstancias de su intervención" en la constitución de la sociedad instrumental Slasa, a través de la que fue adquirida Emissao.

PSOE, Podemos y Ciudadanos entregaron en marzo pasado a la Fiscalía un informe sobre la compra fraudulenta de Emissao por 21,4 millones de euros y cuyo patrimonio neto un mes después era de 10,6 millones.

Tras presentar la ampliación de la denuncia ante la Fiscalía Gallizo ha dicho que en ella "hay informaciones nuevas y relevantes que amplían el foco que se debe investigar", como el "papel inquietante" de la consultora KPMG, contratada a precios "altísimos" sin mediación de concurso público y sin que exista información sobre las contrataciones.

Los tres diputados han coincidido al manifestar que en su tarea de auditar esta consultora no haya detectado "ninguna de las numerosas irregularidades" en torno a la compra o gestión de las filiales latinoamericanas de Canal de Isabel II.

En el marco del caso Lezo, que investiga el juez Eloy Velasco, permanece en la cárcel desde el 21 de abril pasado, como imputado principal, el expresidente madrileño Ignacio González, que es mencionado por los denunciantes al informar de que la consultora KPMG ha contratado como asesor senior a su futuro yerno.

Además, en la denuncia ampliada, la oposición destaca las contradicciones entre el informe de KPMG previo a la adquisición de Emissao "y lo que sus representantes dijeron" ante la Comisión de Investigación.

Según la documentación, KPMG elaboró un informe "contundente", conocido al parecer por los directivos de Canal Edmundo Rodríguez, Adrián Martínez y María Fernanda Richmond, y por el colombiano Diego Arias, que destacaba los "riesgos potenciales" de la adquisición de Emissao pero que fue "obviado" antes de la compra.

Con respecto a esta operación, la documentación destaca las afirmaciones del miembro de KPMG Borja Guinea ante la comisión de deuda acerca de cómo había sido posible que en 2014 (Emissao) pudiese valer 5 millones de euros cuando un año antes se habían pagado por ella 21 millones de euros.

Otro de los aspectos relacionados con la firma auditora KPMG es el de las "cantidades muy importantes" pagadas a ella por Canal, sobre las cuales la información no coincide "en ocasiones" entre los datos proporcionados por Canal y los de la propia auditora.

Y también se cuestiona la "compatibilidad de KPMG como auditora de las cuentas del grupo Canal y, a la vez, contratada para realizar otros trabajos a la entidad pública y sus empresas.

"Llama la atención -dicen los grupos políticos denunciantes- que los informes de KPMG, de tan elevado coste, no hayan detectado ninguna de las numerosas irregularidades que se están acreditando en la adquisición y/o gestión de las empresas de Canal en América".

El Canal de Isabel II es uno de los temas que ha tratado la Comisión de estudio de la deuda en la Asamblea, aunque a partir de ahora se abordará en la Comisión de Investigación de Corrupción, que tiene prevista una sesión sobre este asunto el 23 de junio.

 

¿Recibes ya nuestro boletín?