Sanidad deberá pagar 100.000 euros por las secuelas de un implante de cadera - MADRID ACTUAL

Sanidad deberá pagar 100.000 euros por las secuelas de un implante de cadera

Archivado en:
Sanidad deberá pagar 100.000 euros por las secuelas de un implante de cadera
Compartir en whatsapp
Archivado en:


El Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha condenado al Servicio Madrileño de salud (Sermas) a indemnizar con 10.000 euros a una paciente por las secuelas ocasionadas por el implante de una prótesis de cadera realizado en el servicio de Cirugía Ortopédica del Hospital Santa Cristina.

La sección décima de la Sala de lo Contencioso administrativo ha estimado el recurso de la paciente que, a la edad de 48 años, fue intervenida en enero de 2011 de artrosis en la cadera y se le implantó una prótesis total de cadera izquierda.

Meses más tarde presentó fuertes dolores y, en marzo de 2012, fue intervenida de nuevo en el mismo hospital, donde se le realizó una "tenotomía de aductores con infiltración de PRP en aductores e inserción de psoas en trocánter menor".

Tras ello, la paciente continuó con intensos dolores en la cadera izquierda, por lo que acudió a una clínica privada, donde le hicieron una gammagrafía ósea de caderas y, tras un estudio bioquímico, se constató que los valores de cobalto y de cromo en suero estaban muy por encima de lo normal.

Ello se debía a una metalosis relacionada con el implante metal-metal, la cual le provocó a la paciente una tumoración de partes blandas de la cadera, por lo que tuvo que ser operada nuevamente en septiembre de 2013 en la clínica para la sustitución de la prótesis.

En la sentencia, los peritos judiciales reconocen que el tratamiento en el hospital fue "parcialmente inadecuado" y que, tras la aparición de los dolores no se le hizo un análisis bioquímico, lo que supuso un "retraso en el diagnóstico" del proceso de metalosis, con las consiguientes secuelas traumáticas y la contaminación por metales.

La defensa del caso ha sido tramitada por la Asociación El Defensor del Paciente.

 

¿Recibes ya nuestro boletín?