Mayer: "No hay reconciliación mientras siga habiendo muertos en las cunetas" - MADRID ACTUAL

Mayer: "No hay reconciliación mientras siga habiendo muertos en las cunetas"

Mayer: "No hay reconciliación mientras siga habiendo muertos en las cunetas"
Compartir en whatsapp

Dínoslo por Whatsapp

615 06 22 33

 

La delegada de cultura y Deportes del Ayuntamiento de Madrid, Celia Mayer, ha defendido hoy su plan de memoria histórica después de que le retiraran parte de sus competencias con el nombramiento de Francisca Sauquillo como responsable de la comisión que decidirá cómo aplicar esta Ley.

El nombramiento de la socialista y abogada laboralista Francisca Sauqillo a finales de marzo se enmarca en la remodelación del área de Cultura y Deportes que dirige Celia Mayer, que pierde las competencias de memoria histórica al pasar a depender de Alcaldía.

En un escrito publicado en su perfil de la red social de Facebook, Mayer comenta que con el plan inicial pretendían "democratizar la construcción de la memoria y de la identidad" de la capital a través de mecanismos de participación.

"El objetivo del plan era el de crear mecanismos para que la gente decidiera y participara sobre la construcción de la identidad y la memoria de la ciudad, es decir, democratizar la construcción de la memoria y de la identidad de la ciudad de Madrid", dice.

En la publicación, que acompaña de un enlace a una entrevista realizada a Sauquillo por eldiario.es, Mayer insiste en que para que haya una "política pública de memoria realmente democrática" es necesaria "la participación y la implicación ciudadana".

"No hay concordia ni reconciliación posible mientras siga habiendo muertos enterrados en las cunetas, sin que el Estado reconozca institucionalmente los crímenes de lesa humanidad que se cometieron durante la Guerra Civil y la represión en el Franquismo, en definitiva, sin que se produzca un proceso de justicia y de reparación", apunta.

Mayer enumera algunos de los puntos que contemplaba el plan de memoria histórica elaborado por su área, en el que recalca que empezaron a trabajar con más de 30 asociaciones "de acuerdo a las normativas y a las competencias vigentes".

Entre otros aspectos, destaca la retirada de un total de 30 calles tras el consenso alcanzado con los grupos municipales de PSOE-M y Ciudadanos.

También recuerda la intención de elaborar un protocolo para los vecinos con la intención de "minimizar las molestias ocasionadas por los posibles cambios", así como la puesta en marcha de acciones de tipo pedagógico y cultural, como actividades y rutas explicativas en lugares simbólicos de la ciudad.

El Ayuntamiento de Madrid tuvo que reponer en febrero tres vestigios franquistas ordenados retirar por Mayer -entre ellos el de ocho frailes carmelitas- al asumir que los hitos se quitaron de su emplazamiento sin mediar el necesario acto administrativo, lo que despertó las críticas del PP, Ciudadanos y también del PSOE, socio del Ahora Madrid.

A esos errores se sumó la petición de dimisión de Mayer por que se representase en el marco del Carnaval un espectáculo que escenificaba acciones violentas como el ahorcamiento de un guiñol vestido de juez, el apuñalamiento de un policía o la violación de una monja en el que se exhibió la pancarta con el lema "Gora Alka-Eta", por la que dos titiriteros permanecieron encarcelados por supuesto enaltecimiento del terrorismo.

¿Recibes ya nuestro boletín?