Colmenar de Oreja, entre los municipios más tardones en contestar requerimientos - MADRID ACTUAL

Colmenar de Oreja, entre los municipios más tardones en contestar requerimientos

Colmenar de Oreja, entre los municipios más tardones en contestar requerimientos
Compartir en whatsapp


Dieciocho ayuntamientos "incumplen" el deber de colaborar con el Defensor del Pueblo y llevan más de cien días sin contestar requerimientos diversos de la institución, de los que cuatro superan el año.

Estos últimos son Barruelo de Santullán en Palencia (522 días); Arenys de Mar en Barcelona (427), La Pola de Gordón en León (371) y Gerindote en Toledo (368), según ha explicado hoy la defensora del pueblo, Soledad Becerril, en el pleno del Senado.

En el caso de Barruelo de Santullán (Palencia) llega a los 203 días en otro caso.

Entre los doscientos días y el año de tardanza están Yeste en Albacete (323 días), Molvízar en Granada (308), Santa María del Páramo en León (295), La Unión en Murcia (271), Colmenar de Oreja en Madrid (258), Montemayor del Río en Salamanca (216), Pola de Allande en Asturias (216), Totana en Murcia (216), Cadaqués en Gerona (215), El Viso de San Juan en Toledo (215 días en dos casos) y Mazarrón en Murcia (201 en dos casos).

Más de 150 días están tardando en responder Mestanza en Ciudad Real (180), Macael en Almería (165) y Nerja en Málaga (186 días en un caso y 137 en otro).

La institución considera a todos estos consistorios "administraciones no colaboradoras", tras haberles enviado  requerimientos en tres ocasiones.

La Administración General del Estado no tiene, a fecha de hoy, ningún departamento "no colaborador".

Todas las administraciones tienen la obligación de responder y colaborar y remitir la información solicitada. En el caso contrario, el Defensor puede poner los hechos en conocimiento del Ministerio Fiscal, según prevé la ley.

Así lo hizo a principios de año principios de año en relación con la actitud "no colaboradora" del Ayuntamiento de Arenys de Mar (Barcelona), después de que no atendiera tres requerimientos escritos y tres llamadas telefónicas para cumplir la ley sobre el uso de la bandera de España y otras en los edificios oficiales.

 

¿Recibes ya nuestro boletín?