El PSOE evita que Celia Mayer sea reprobada en el Pleno - MADRID ACTUAL

El PSOE evita que Celia Mayer sea reprobada en el Pleno

El PSOE evita que Celia Mayer sea reprobada en el Pleno
Compartir en whatsapp

Dínoslo por Whatsapp

615 06 22 33

 

El grupo socialista en el Ayuntamiento de Madrid, que en varias ocasiones pidió la dimisión de la delegada de cultura y Deportes, Celia Mayer, ha votado junto con el equipo de Gobierno, Ahora Madrid, para evitar la reprobación, planteada por el PP y que ha recibido el apoyo de Ciudadanos.

El PP ha llevado a debate plenario la propuesta de reprobación a la delegada, una petición que se pospuso "de forma torticera" -según ha denunciado la concejal popular Isabel Rosell- en la sesión plenaria pasada, cuando el PSOE y Ahora Madrid pactaron aplazarla a cambio de elaborar informes técnicos sobre los errores en el área.

Como consecuencia de esa investigación, el PSOE y Ahora Madrid acordaron que la histórica socialista Francisca Sauquillo dirigiese la puesta en marcha de la ley de memoria histórica en la capital española, que ha pasado a depender de la Alcaldía, departamento al que también se adscribe Paula Faulkes, la nueva asesora para el área de Cultura.

"La aplazó un mes (la votación) porque quería ganar tiempo para pactar con sus socios del PSOE el precio del rescate al soldado Mayer", le ha espetado la concejal popular a la alcaldesa, Manuela Carmena, a quien le ha afeado haber mantenido a la delegada para evitar crisis internas en Ahora Madrid.

El PP, en su propuesta, solicitaba a la alcaldesa el "cese inmediato" de la delegada de Cultura después de sus errores en la aplicación de la ley de memoria histórica (el Ayuntamiento tuvo que reponer tres vestigios retirados) y en la programación del Carnaval, donde actuaron los dos titiriteros encarcelados por enaltecimiento del terrorismo.

El PSOE, cuya concejal responsable de Cultura, Mar Espinar, se ha caracterizado por sus duras críticas a Mayer -definió su actitud de no querer marcharse como una "pataleta de una niña inmadura que pretende incumplir las reglas solo para reafirmarse frente a sus amigas"- ha votado hoy contra la petición a la alcaldesa de cesarla.

"En política tiene que haber flexibilidad", ha sostenido hoy la concejal socialista ante el Pleno en el que ha defendido la actitud de su partido de "huir de la confrontación para construir un Madrid mejor" y ha asegurado que Celia Mayer y ella han llegado a la conclusión de que a partir de ahora se escucharán más con el fin de dar a los madrileños la oferta cultural que se merecen.

"Entiendo que quien no dimite acepta el reto", ha comentado la socialista, que ha remarcado la intención de su partido de hacer una oposición "vigilante" -"no somos ni costaleros ni guarda pretoriana"- y ha ironizado sobre la "paciencia" que ha aprendido a desarrollar "gracias" a la polémica con Mayer.

Al PSOE ha dirigido principalmente sus críticas la popular Isabel Rosell, quien ha acusado a su portavoz, Purificación Causapié, haber convertido al PSOE en "en cómplice de una maniobra política" "a cambio de un plato de lentejas".

"Lo van a lamentar todos los madrileños y la cultura de esta cuidad", ha advertido Rosell.

Por su parte, la concejal de Ciudadanos Sofía Miranda ha pedido a la alcaldesa que confirme si es cierto que va a poner una "supradelegada" al frente del área de Cultura -en referencia a la contratación de Paulsa Faulkes- y ha pedido coherencia al PSOE, a cuya portavoz, Purificación Causapié, le ha recordado que ella misma pidió su dimisión.

La portavoz de Ahora Madrid, Rita Maestre, ha defendido la actuación del Gobierno municipal en la crisis del área de Cultura, a su juicio "una muestra de nueva política", y ha ensalzado que se han asumido responsabilidades, buscado soluciones y hecho propuestas constructivas.

"La delegada Mayer, como dije también en su día, no es perfecta y comete errores, pero si hay alguien aquí que pueda decir de sí mismo lo contrario espero que levante la mano", ha asegurado Maestre, quien ha pedido a los grupos que apoyasen al equipo de Gobierno en su apuesta por "una nueva forma de hacer las cosas en el área de Cultura", con propuestas "constructivas".

¿Recibes ya nuestro boletín?