Encontrar aparcamiento ya no es cuestión de suerte - MADRID ACTUAL
600.000 conductores que ya han descargado Wazypark

Encontrar aparcamiento ya no es cuestión de suerte

Archivado en:
Encontrar aparcamiento ya no es cuestión de suerte
Compartir en whatsapp
Archivado en:


Encontrar aparcamiento en las grandes ciudades ya no es cuestión de suerte, sino de utilizar una aplicación que permite dar con una plaza libre en menos de tres minutos, consumir menos combustible y reducir en 560 microgramos las emisiones de dióxido de nitrógeno (NO2).

Los problemas de aparcamiento ya no sirven de excusa para justificar la impuntualidad de los 600.000 conductores que ya han descargado Wazypark en sus teléfonos móviles.

La iniciativa es "completamente novedosa" y surgió de "la propia necesidad", ha explicado su creador, Carlos Rodríguez.

"Uno de esos días en los que en lugar de buscar sitios libres buscas personas que saquen llaves del bolsillo o tengan cara de irse" y pensó que "sería genial" que los conductores pudieran comunicarse entre ellos e informar de las plazas que liberan.

Así nació en enero pasado una comunidad virtual donde los usuarios, a cambio de informar de las plazas de aparcamiento que liberan, obtienen puntos para canjear por gasolina gratis en estaciones Repsol, descuentos en talleres o en la compra de materiales en establecimientos Aurgi, por ejemplo.

Estos puntos y el deseo de reducir su tiempo de búsqueda de aparcamiento en 17 minutos son los incentivos que mantienen viva esta comunidad de conductores.

De esta manera, cuando un usuario abandona una plaza de aparcamiento e informa a la comunidad acumula dos puntos, y si opta por la opción de "desaparcar con antelación" suma tres puntos.

Si además el sitio generado en la aplicación sirve a otro usuario, el conductor que creó el aviso acumula un punto y si se avisa de que un sitio ya no está disponible se suma un punto.

Una media de 50.000 sitios libres donde aparcar se comparten cada día gracias a esta aplicación gratuita que en los últimos tres meses ha aumentado su número de descargas en un 233 %, informa Wazypark en un comunicado.

Por otra parte, "solucionando los problemas de aparcamiento se reduce la contaminación" al reducir en 560 microgramos las emisiones de NO2, ya que en el tiempo que emplea un conductor en buscar aparcamiento "se consume un 16 % más de carburante" y "se ocasionan hasta un 30 % de los atascos", indica Wazypark en una nota de prensa.

La aplicación está disponible en todo el territorio nacional aunque son Madrid y Barcelona las que concentran el mayor número de usuarios.

"Hemos cerrado el mes noviembre con 300.000 usuarios únicos cada día", de los cuales el 40 % se encuentran en Madrid, afirma Rodríguez.

El hecho de que Wazypark tenga en Barcelona menos usuarios que en Madrid "tiene que ver con la cantidad de coches que se utilizan".

Mientras que Madrid es una ciudad muy grande que "está pensada para y por el coche", en Barcelona "se utilizan mucho las bicicletas" y el precio del Servicio de Estacionamiento Regulado (SER) es "salvaje", por lo que el vehículo privado se utiliza menos, asegura Rodríguez.

La aplicación, desarrollada por cinco jóvenes de entre 26 y 32 años, "no es complicada, es 100 % digital y todo el contenido es generado por el usuario", explica Rodríguez.

El proyecto supuso una "inversión inicial de 20.000 euros" que ya se han traducido en beneficios, asegura su creador.

A cambio de "llevar clientes" a las "más de 30 empresas" que participan en el sistema de puntos, que los usuarios canjean por servicios, Wazypark cobra una comisión a la entidad que ofrecerá la prestación.

El sistema está formado por un sistema de GPS y un mapa que permite ver la ruta más rápida para llegar al aparcamiento, por lo que "aumentamos tus probabilidades" de encontrar un sitio libre.

Asimismo, al activar el bluetooth del coche o de la radio éste se vincula a la aplicación, detecta cuándo se pone en marcha el vehículo y comparte de forma automática con el resto de la comunidad el sitio que el conductor deja libre, explica Wazypark.

 

¿Recibes ya nuestro boletín?