Once contra once y siempre gana España - MADRID ACTUAL

Once contra once y siempre gana España

Once contra once y siempre gana España
Compartir en whatsapp


Atrás quedaron los fatídicos cuartos de final, las repescas en las fases de clasificación, los desconsolados llantos de jugadores históricos, el codazo de Tassotti, la sentencia de Zidane en el Mundial de Alemania, los fallos de Arconada y Zubizarreta, la remontada de Nigeria, etc.

Llevamos cinco años de éxitos futbolísticos en diferentes categorías, en tan solo cinco años hemos celebrado un Mundial y dos Eurocopas de la selección absoluta, dos Europeos sub-21 y dos Europeos sub-19. Llevamos un lustro imponiendo una hegemonía intachable tanto en juego como en resultados, en apenas cinco años nos hemos acostumbrado a ganar prácticamente todos los torneos a nivel de selecciones. Esto tiene un punto a favor y, como todo, otro en contra, y es que esta costumbre tiene por conflicto que algún día acabará y por entonces ya estaremos demasiado aclimatados a este periodo histórico como para asumir que el fútbol, como la vida, va por rachas. Saber que esto algún día acabará nos hará más fuertes. No se puede ganar siempre, estirar este glorioso periodo durante cinco años ha sido prodigioso, tener la posibilidad real de hacerlo durante los próximos cinco ya es un logro añadido. Esto no quiere decir que vaya a pasar porque, la magia del fútbol, es que tienes un rival. No hay que olvidar que este deporte se basa en derrotar a ese rival, pero lo bonito es que no se pueda predecir si podrás o no imponerte. En ocasiones nos olvidamos de que jugamos contra un contrario que puede vencerte, derrotas como las de la Copa Confederaciones de 2009 o la de los pasados Juegos Olímpicos de Londres deben servir como un recordatorio de que no siempre se puede ganar.

No cabe ningún tipo de duda de que estamos bien provistos de cara a los próximos años, como se demostró el pasado martes en la final del europeo sub-21 de Israel. No sólo tenemos una elite referente en el mundo, sino que nuestro fútbol base también está marcando una época. El fútbol, como todo deporte, es resultadista, pero es innegable que 'sabe mejor' cuando vences y al mismo tiempo maravillas con exquisiteces técnicas de los Iniesta, Xavi, Isco, Mata, Thiago, etc. Un deporte tan expandido a nivel mundial, debe ser algo más un marcador, y con generaciones así da verdadero gusto saber que has crecido en el mismo país que jugadores globalmente valorados.

El Mundial de Brasil 2014 supondrá la despedida de jugadores que han hecho historia, como Casillas, Xavi, Xabi Alonso, Puyol, etc. Los futbolistas de nuestro deporte base se han encargado de transmitirnos la tranquilidad de que será un cambio que apenas notaremos, ya que, aunque los nombres citados sean jugadores irrepetibles, es bueno saber que por detrás llegan De Gea, Thiago, Illarramendi, Iñigo Martinez, etc.

De Italia a España

En las últimas dos décadas, la mejor selección europea de fútbol base ha sido la italiana, que ganó el torneo sub-21 en cinco ocasiones entre 1990 y 2004. La victoria de la 'Rojita' supone algo más que el triunfo aislado en un torneo, marca la simbología de una plantilla que es una realidad y que cede una confianza plena ante el inminente cambio generacional. Aquella selección italiana culminó el éxito de las categorías inferiores con el Mundial de 2006. Nosotros hemos andado a pasos agigantados, pero no hay que olvidar, que el objetivo de esta sub-21 debe ser imitar a los mayores y proclamarse campeones en la categoría asboluta.

¿Recibes ya nuestro boletín?