Primera jefa en la Policía: Los hombres reciben con disciplina que sea mujer - MADRID ACTUAL


Primera jefa en la Policía: Los hombres reciben con disciplina que sea mujer

Archivado en:
Primera jefa en la Policía: Los hombres reciben con disciplina que sea mujer
Compartir en whatsapp

La primera mujer en llegar a subinspectora en la Policía Municipal de Madrid, Paloma Morales, de 57 años, dice que sus compañeros hombres reciben con "disciplina" tener un mando mujer debido a que pertenecen a un organismo en el que se obedece, al margen de lo que cada uno piense.

"Los hombres me reciben con disciplina; somos un cuerpo jerarquizado y todos admitimos que tenemos superiores e inferiores al margen de lo que cada uno internamente pueda pensar", dice Paloma Morales en una entrevista con Efe con motivo de su toma de posesión como subinspectora, un rango que ostenta por primera vez una mujer.

Paloma Morales, que ingresó en el cuerpo hace 38 años, ocupa desde hace unas semanas ese cargo al que accedió por oposición desde hace dos semanas.

"Me encuentro muy satisfecha conmigo misma por ponerme un objetivo y alcanzarlo, y también es muy satisfactorio el efecto social que tiene, y que se debe a que es verdad que las mujeres tenemos que estar en estos cargos. Somos capaces, tenemos las competencias", expone este mando policial.

Además de subinspectora, Paloma Morales ha sido elegida entre sus compañeros para ser una de los cinco inspectores del cuerpo, en su caso de Análisis Estratégico y Desarrollo.

Con dos hijos, Paloma García asegura que una de las dificultades para ascender es la dificultad de conciliar el trabajo con la vida personal.

"Es muy difícil ascender. En primer lugar porque necesitas -igual que los hombres- el tiempo para preparar el examen, pero además una promoción implica muchas veces renunciar a tu destino y también a tu turno", expone Paloma Morales, que asegura que ahora se ha puesto en marcha un protocolo de conciliación que resuelve estas situaciones.

Esta inspectora licenciada en Psicología llegó al cuerpo hace 38 años mientras estudiaba con la intención de estar de paso. "Con el tiempo me ha ido gustando la profesión; me gusta porque es un servicio público que intenta facilitar la convivencia", explica la veterana policía.

Paloma Morales accedió al cuerpo en la primera oposición mixta -hasta entonces se distinguía entre hombres y mujeres- en un momento en el que había "muy poquitas" agentes. Casi 40 años después hay 864 mujeres, un 14 % del total de 6.174 agentes del cuerpo.

Paloma García asegura que en la Policía Municipal vive "micromachismos" como en todas las relaciones sociales.

Sin embargo, pone en valor una nueva etapa en la que se cuida más todo lo que tiene que ver con las desigualdades de género: "Cuidamos que los tribunales de concursos sean paritarios, hemos cambiado todo el uniforme porque hasta ahora llevábamos el mismo que los hombres y también tenemos chalecos de protección femeninos".

"En diez años me gustaría que aumentase el número de policías, acercarnos lo más que podamos a la población real", pide Paloma Morales, que considera clave cambiar las pruebas de acceso a una profesión que por motivos sociales y culturales "no es muy atractiva para las mujeres".

"Nosotras podemos y tenemos que estar en todas las profesiones y en todos los niveles de gestión", defiende la primera mujer en llegar al máximo nivel en la Policía Municipal al que se accede por oposición.

 

Anuncios Google

Usamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada analizando tu navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Política de cookies