Los dominicanos culpan a la Policía de "agredieron a todo moreno que pasaba por allí" - MADRID ACTUAL


Los dominicanos culpan a la Policía de "agredieron a todo moreno que pasaba por allí"

Los dominicanos culpan a la Policía de "agredieron a todo moreno que pasaba por allí"
Compartir en whatsapp

Los dominicanos que supuestamente agredieron a más de una decena de policías en el barrio de Tetuán el 6 de marzo de 2016, han acusado a los agentes de pegar indiscriminadamente a "todos los morenos que pasaban por allí", incluida una mujer discapacitada y otra que estaba embarazada.

Lo han hecho en el juicio que se ha celebrado en la Audiencia Provincial contra cuatro hombres y tres mujeres de nacionalidad dominicana acusados, con diferentes niveles de responsabilidad, de los delitos de desórdenes públicos, atentado y varios de lesiones, por los que se enfrentan a penas de hasta siete años y medio de cárcel.

Todos ellos han negado haber participado en la multitudinaria pelea así como haber agredido a los policías, salvo el principal acusado Delvys Manuel N.A., quien sí ha admitido que dio un puñetazo a un agente tras ver como golpeaba a su mujer, embarazada de pocas semanas, y a su cuñada, con una discapacidad del 65%.

"Le dieron un puñetazo a mi mujer, que estaba embarazada, cayó al suelo k.o y me puse nervioso", ha relatado Delvys, a quien la Fiscalía apunta como el responsable del comienzo del incidente y le acusa de lesionar al menos a cinco policías.

Los acusados han explicado que todos ellos estaban en un bar con amigos y familiares cuando de repente alguien entró para avisar de una pelea en el exterior y entonces decidieron "salir a mirar".

Fue entonces cuando, según han señalado, algunos de ellos fueron agredidos por agentes uniformados -la pelea se inició entre dominicanos y policías de paisano- y otros detenidos.

"Todos los morenos que pasaban por allí les pegaban", ha dicho una acusada, que ha negado haber lanzado un triciclo a los agentes y que ha asegurado que a su hija la estaba pegando la policía.

Otros acusados han negado que portaran bates de béisbol o que lanzaran botellas de cristal a los policías, contra quienes han cargado por su "actitud violenta, chulesca y agresiva".

Los policías que han comparecido como testigos han relatado que la situación era una "batalla campal" y que eran "incapaces" de controlar la reyerta porque había unas cincuenta personas agrediendo a los agentes y con actitud "muy hostil", incluso una vez que ya habían sido detenidos.

"Era tal la multitud que veíamos a un agente con unas diez personas", ha explicado uno de los policías, al tiempo que ha destacado la "agresividad" de la muchedumbre, que pegaba "patadas y puñetazos" a los efectivos policiales.

Han agregado que después de la llegada de los agentes, los que estaban participando en la pelea "llamaban a las casas y bajaba más gente con palos y cajas", por lo que se produjeron "focos de peleas" que complicaron a la Policía la tarea de controlar y asegurar la zona.

Entre los objetos que portaban estas personas había un triciclo que una de las acusadas lanzó a la cara de un policía, según ha explicado el agente que sufrió la agresión, para después seguir "tirando puñetazos y arañazos" una vez estaba ya esposada.

Ahora bien, ni los acusados ni los testigos que han comparecido hoy han explicado cómo se desató la pelea que, según la fiscal, comenzó una vez que un agente de paisano fue agredido por Delvys tras pedirle que se quitara de su coche, donde estaba bebiendo con otras personas.

El juicio continúa mañana con la declaración de más testigos.

 

Anuncios Google

Usamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada analizando tu navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Política de cookies