Carmena propone al Pleno a Carlos Granados para la oficina antifraude - MADRID ACTUAL


Carmena propone al Pleno a Carlos Granados para la oficina antifraude

Carmena propone al Pleno a Carlos Granados para la oficina antifraude
Compartir en whatsapp

La Junta de Gobierno de Madrid ha elevado para su debate en comisión y posteriormente en el pleno de enero la propuesta pactada con el PSOE para nombrar al magistrado Carlos Granados como director de la Oficina Antifraude de la capital, cuyas funciones están cautelarmente paralizadas por la Justicia.

La portavoz del Ayuntamiento de Madrid, Rita Maestre, ha expuesto en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno esta decisión que espera que sea apoyada también por el PP y Cs.

El reglamento de la nueva oficina recoge que el director pueda ser nombrado en segunda votación por 'mayoría absoluta' del Pleno, lo que implica que Ahora Madrid y el PSOE no necesitan el apoyo de los otros grupos para que el nombramiento salga adelante.

"Esperamos que cuente con la aprobación de todos los grupos políticos", ha dicho no obstante Rita Maestre tras remarcar la "dilatada experiencia" del magistrado, que fue fundador de la asociación judicial Francisco de Vitoria y presidente de la Junta Electoral en 2014.

Fue la portavoz del PSOE, Purificación Causapié, quien hizo público el acuerdo sobre este nombre durante un desayuno informativo de Nueva Economía Fórum.

El Pleno del Ayuntamiento de Madrid aprobó en diciembre del año pasado la creación de la oficina antifraude municipal con los votos a favor de PSOE y Ahora Madrid y la oposición de PP y Ciudadanos (C's), que denunciaron que su director sería un nombramiento político y consideraron que iba a perseguir y vulnerar la intimidad de los empleados públicos.

La creación de este organismo de lucha contra la corrupción en el ámbito municipal emana del pacto entre el PSOE y Ahora Madrid para la investidura de Manuela Carmena.

En noviembre se hizo público un auto del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) de julio que suspendía, tras un recurso de la Delegación del Gobierno, las principales funciones de la oficina antifraude del Ayuntamiento de Madrid, que no ha comenzado a funcionar pese a estar creada desde el pasado mes de diciembre.

En concreto, el TSJM suspendió de forma cautelar la función de inspeccionar y comprobar "los posibles casos de uso o destino irregular de fondos públicos, las conductas contrarias a los principios de objetividad, integridad e independencia" y los "posibles casos de fraude o de aprovechamiento irregular derivado de actuaciones que afectan a la probidad administrativa, a la confianza pública y al buen funcionamiento del sector público", por considerar que son funciones de la Inspección General de Servicio.

El Ayuntamiento de la capital ya anunció que seguiría adelante con la puesta en marcha de su oficina antifraude respetando este auto.

 

Anuncios Google

Usamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada analizando tu navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Política de cookies