A Bardem, Anaya, Rovira y Fernando León les merece la pena ser solidarios - MADRID ACTUAL


A Bardem, Anaya, Rovira y Fernando León les merece la pena ser solidarios

A Bardem, Anaya, Rovira y Fernando León les merece la pena ser solidarios
Compartir en whatsapp
 

Fernando León de Aranoa, Javier Bardem, Dani Rovira, Elena Anaya, Javier Corcuera y Paula Farias, de Médicos sin Fronteras, han coincidido en afirmar que les ha merecido la pena implicarse con las causas de los más desfavorecidos.

A la pregunta de si posicionarse ante causas polémicas y las críticas que han recibido por ello les ha hecho pagar alguna contrapartida, Bardem ha señalado que "ninguna".

"Sigo trabajando en EEUU, sigo trabajando en España, a nivel de calle la gente se acerca a darme un abrazo... Los que escriben hacen demasiado ruido sobre lo que se dice, pero los que lo dicen son muy poquitos", ha señalado el ganador de un Óscar ante el auditorio de la sede de la Academia de Cine, organizadora y promotora del acto.

Minutos antes, Pilar Bardem, madre del actor madrileño, ha recibido en un acto restringido debido a la delicada salud de la actriz el Premio Cine, Ayuda y Solidaridad, el primero que otorga la Academia de cine con el objetivo de impulsar y reconocer anualmente las acciones solidarias y los valores humanitarios de los cineastas.

Los actores han reconocido que su fama les ha permitido ser altavoces de muchas causas: el medioambiente y los animales Rovira y Anaya, quien también pelea por los refugiados; los palestinos y el movimiento saharaui Corcuera y Bardem, los derechos humanos, el trabajo infantil y un largo etcétera que se les hace poco:

"Es verdad que la popularidad sirve para que te cojan el teléfono, pero luego tiene que hablar el proyecto. Y es verdad que en la gala de los Goya puedo decir cosas a más gente, pero también tengo cosas que no sufren los demás, como críticas desmesuradas o persecución", reflexiona Bardem.

Al final, concluye el actor de "Escobar", "todo se traduce en 'tú crees en algo, dilo, vive con ello y por supuesto, si tienes una opinión sobre algo, que sepas que vas a tener enemigos".

El actor, que lleva años involucrado en acciones y producción de documentales para Médicos sin Fronteras y produjo los filmes "Invisibles" e "Hijos de las nubes", ha afirmado que "nunca" había antepuesto la idea de ser popular a la de ser ciudadano; "lo que me enerva -ha explicado- es que me quiten ese derecho".

La mesa redonda, titulada "Cine, ayuda y solidaridad", abordó asuntos desde el uso del cine como herramienta para motivar al espectador, o como elemento transformador, a la autocensura a la hora de rodar un documental.

Rovira, a quien acompañaba entre el público la también actriz Clara Lago con quien ha creado la fundación Ochotumbao, ha destacado la necesidad de "enamorar" al público para que se interesen en los mensajes solidarios que transmiten. "A mí nunca me ha convencido de algo desde el enfado, más bien, con una sonrisa, desde la energía positiva".

Para Rovira, hay que "convencer" al 90 por ciento de gente que "ni fu ni fa", que aún no se conmueve con lo que pasa alrededor, y que aún no sabe que "le incumbe directamente".

Fernando León reconoce que hace películas para "visibilizar y para concienciar", pero también por egoísmo, "porque lo que te llevas a cambio es una gratificación enorme".

"Todo funciona con un mismo mecanismo, la solidaridad y el cine, y es la empatía", ha dicho.

Para Elena Anaya la causa del planeta es prioritaria; lo sabe desde que acudió, invitada por Greenpeace, a ver la evolución del Ártico a causa del cambio climático.

La actriz también ha comentado que viajar a los campos de refugiados de Acnur, en Etiopía, "a seis horas de vuelo, que no están tan lejos" le "conmovió" y le "alentó" a no dejarles y a hacer todo lo que esté a su alcance.

El documentalista y fundador del festival de cine FiSahara, Javier Corcuera, también habló del cine como "un instrumento muy fuerte".

"Yo he hecho películas por solidaridad, y otras han generado solidaridad", afirma el autor de "La espalda del mundo", quien asegura que "trabajar con la realidad es fascinante".

Todos defendieron el sentido del humor en sus denuncias, porque forma parte de las propias vidas que cuentan, por terribles que sean. Las historias, dicen a coro, hay que contarlas, porque si no lo cuentan los cineastas, ¿quién lo haría?, ha resumido León de Aranoa.

 

Anuncios Google

Usamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada analizando tu navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Política de cookies