La Comunidad suministrará 46.116 píldoras del día después con receta - MADRID ACTUAL


La Comunidad suministrará 46.116 píldoras del día después con receta

La Comunidad suministrará 46.116 píldoras del día después con receta
Compartir en whatsapp
 

La Comunidad de Madrid prevé suministrar 46.116 píldoras del día después gratuitamente cada año, con receta oficial, como método anticonceptivo de "urgencia excepcional", que hasta ahora no financiaba la sanidad pública regional.

Así consta en el borrador del Plan Integral de Abordaje de los Embarazos no Deseados 2017-2020, que previsiblemente entrará en vigor el año que viene.

En el año 2016, se registraron 18.757 Interrupciones Voluntarias del Embarazo (IVE) en la Comunidad de Madrid, según datos oficiales.

El director general de salud Pública de la región de Madrid, Juan Martínez, ha explicado a Efe que, cuando se ponga en marcha el plan, se mantendrá el actual sistema de venta libre en farmacias de la anticoncepción postcoital, de emergencia o píldora del día después, que está vigente desde el año 2009.

"Para proteger la salud sexual y reproductiva de las mujeres que tengan dificultad de acceso a la anticoncepción de emergencia en venta libre, fundamentalmente por el coste, habrá una vía alternativa de financiación pública por parte de la Comunidad de Madrid", ha indicado Martínez.

Quedará en manos del médico de centros de salud y de los centros de urgencias extrahospitalarias la prescripción en receta oficial de la píldora del día después, lo que comportará la gratuidad, cuando acudan a la farmacia.

De esta manera, además de mejorar el acceso a un medicamento anticonceptivo para prevenir embarazos no deseados, la mujer podrá beneficiarse de los consejos y recomendaciones de los profesionales de su centro de salud -con especial participación de las matronas- para mejorar su salud sexual y reproductiva.

La anticoncepción postcoital es un método de "urgencia" porque se debe administrar preferentemente hasta doce horas después, aunque se puede usar hasta 72 horas después, y "excepcional" porque no puede volverse "reiterativa" ni suplantar a los anticonceptivos "estándar", según el director general.

Asimismo, el Servicio Madrileño de Salud (SERMAS) facilitará el acceso gratuito del DIU hormonal -15.068 unidades al año- en una primera fase, por su elevado coste, a las mujeres que tienen un problema de salud que desaconseja el embarazo.

Martínez ha apuntado que la Consejería de Sanidad está valorando la posibilidad de que algunas de las "mujeres que no deben quedarse embarazadas por causa médica" puedan acceder a un método anticonceptivo de larga duración diferente del DIU hormonal como el implante.

El documento también contempla la distribución de 4,5 millones de preservativos en "puntos clave" de la Comunidad de Madrid para prevenir embarazos no deseados, el VIH, así como las infecciones de transmisión sexual, dando prioridad a grupos vulnerables.

El plan apuesta por fomentar la información, el asesoramiento y acompañamiento desde la atención primaria a las mujeres ante un embarazo no deseado.

Se hace hincapié en la información a la mujer para conseguir en lo posible la interrupción voluntaria del embarazo (IVE) precoz, preferentemente farmacológica y no quirúrgica, para "provocar el mínimo impacto personal, económico y social posible".

El director general ha señalado que en todas las guías internacionales se prefiere la IVE precoz a la tardía, "por razones obvias", y cuando es precoz, existe la posibilidad de hacer una intervención quirúrgica, aunque la IVE farmacológica "es una opción que parece más razonable porque es menos invasiva y menos agresiva".

El borrador del plan ha recibido 36 alegaciones durante el periodo de información pública que se ha abierto este mes, además de otras sugerencias fuera de plazo, a las que el Departamento de Sanidad dará una respuesta conjunta.

Con posterioridad, elaborará la memoria económica del plan para remitirla a la Consejería de Economía, Empleo y Hacienda y el siguiente paso será la orden del responsable de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, para la entrada en vigor.

El plan busca conjugar las políticas sociales y educativas, las actuaciones llevadas a cabo en el ámbito de la salud pública, en la atención primaria y en la asistencia hospitalaria.

La población destinataria del plan son las mujeres y hombres en edad reproductiva de la Comunidad de Madrid, con especial atención a los grupos más vulnerables: los jóvenes, los inmigrantes y las personas que sufren violencia sexual.

 

Anuncios Google

Usamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada analizando tu navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Política de cookies