Rutas por la Ciudad Universitaria para conocer su arquitectura y sus anécdotas en su 90 aniversario, hasta diciembre - MADRID ACTUAL


Rutas por la Ciudad Universitaria para conocer su arquitectura y sus anécdotas en su 90 aniversario, hasta diciembre

Archivado en:
 
linea300
Rutas por la Ciudad Universitaria para conocer su arquitectura y sus anécdotas en su 90 aniversario, hasta diciembre
Compartir en whatsapp
 

La Ciudad Universitaria de Madrid comenzó a construirse en 1927 por iniciativa de Alfonso XIII y con motivo de su 90 aniversario se realizarán rutas para aquellos que deseen conocer la arquitectura y anécdotas de la universidad.

Las construcciones de la Ciudad Universitaria lucen y retrotraen a la historia de España porque, como señala el escritor francés Víctor Hugo, "la arquitectura es el gran libro de la humanidad".

Además, a estas piezas arquitectónicas no les faltan relatos que contar porque fueron escenarios de la resistencia de la ofensiva franquista y las heridas de la Guerra Civil han quedado grabadas en las fachadas de los edificios que acogen el poder del conocimiento.

Por ello, la Comunidad de Madrid y las Dirección General de Patrimonio Cultural, en colaboración con diferentes universidades, han diseñado cuatro recorridos -uno de ellos comentados con guía- para que se pueda conocer el conjunto monumental hasta el próximo diciembre.

Estos cuatro recorridos, que reflexionan sobre la arquitectura y los acontecimientos sociales y políticos que marcaron los muros de este complejo académico, están diseñados para "revivir la historia".

"Como Oxford o Cambridge, que animan a los turistas a visitar sus universidades. Aquí esto no pasaba hasta ahora", explicó Carolina Rodríguez, directora del proyecto Rutas por la Ciudad Universitaria, durante la presentación de las rutas.

La historia de España está arraigada a la construcción de la Ciudad Universitaria. Uno de los precursores de su edificación fue Alfonso XIII quien cedió al Ministerio de Instrucción Pública los terrenos que el arquitecto Modesto López Otero proyectó la ordenación.

La medicina, las ciencias y las humanidades fueron los tres saberes desde los que partieron los arquitectos para configurar los diseños de sus edificios.

El conjunto arquitectónico de la Ciudad Universitaria fue construido poco a poco, y para conocer sus secretos durante la ruta guiada, que están programadas de viernes a domingo, (grupos a las 10.00 y 12.00 de la mañana), es necesario solicitarla con cita previa en ciudaduniversitariamadrid90.org.

El itinerario general hace hincapié en la esencia del proyecto inicial, de crear un complejo académico moderno con reminiscencias estadounidenses: bien conectada con el centro, zonas naturales amplias y un entorno tranquilo que propiciara el estudio y la investigación.

La primera facultad que se levantó en el recinto, y que data de 1933, fue la de Filosofía, obra del arquitecto Agustín Aguirre y declarada Bien de Interés Cultural (BIC), y que es un claro ejemplo de la arquitectura racionalista de los años veinte.

El ladrillo visto, las ventanas enmarcadas o las formas muy horizontalizadas con algunas de las claros rasgos que representan este estilo arquitectónico.

Precisamente este edificio es uno de los que pueden visitarse en el programa guiado, junto a la facultad de Derecho (situadas ambas edificaciones en la Plaza de Humanidades); las facultades de Medicina, Odontología y Farmacia; el Jardín Botánico y el Centro de Interpretación de la Ciudad Universitaria; y la Facultad de Ciencias de la Información.

Las otras tres rutas que no contarán con guías se podrán realizar a pie por los visitantes y una de ellas recorre los vestigios de la Guerra Civil ya que después de iniciarse la guerra civil y hasta sus últimos días, la Ciudad Universitaria se mantuvo como frente de los dos contendientes.

Los efectos y las huellas de la Guerra Civil están aún visibles en los búnkeres del parque del Oeste, y los impactos de bala y metralla o algunas trincheras podrán ser visitadas.

El rector de la Complutense, Carlos Andradas, afirmó durante la presentación la importancia de que los estudiantes se impliquen en "el cuidado y el conocimiento" para que no se maltrate el campus "fin de semana a fin de semana".

La universidad debe trasladar a sus estudiantes los principios del conocimientos basados en el pasado y el presente para poder construir los relatos del futuro porque sin conocer qué ha pasado durante la historia difícilmente sabremos vislumbrar qué sucederá.

 

Anuncios Google

Usamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada analizando tu navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Política de cookies